COVID-19 – Cómo proteger tu cadena de suministro

Article by Achilles

DATOS BÁSICOS:

  • En las comunidades de Achilles hay más de 3.800 proveedores que se encuentran en riesgo financiero si la crisis del COVID-19 dura más de 6 meses.

  • Achilles tiene más de 200 productos/ servicios, de los cuales más de un 30% conforman la base de los proveedores en riesgo financiero.

  • Más del 50% de las empresas que forman parte de las comunidades de Achilles son pequeñas o medianas empresas.

  • El fujo de caja es crítico: pagar las facturas a tiempo resulta indispensable para garantizar el buen funcionamiento de la cadena de suministro.

No cabe duda de que estamos viviendo una situación sin precedentes. La continuidad del negocio es una prioridad para muchas empresas y las cadenas de suministro necesitan flexibilizarse para adaptarse a una demanda y a unas condiciones de trabajo muy diferentes. Desde las operaciones hasta la gestión de recursos humanos, las empresas se enfrentan a desafíos sin precedentes. En Achilles, estamos comprometidos en ayudar a nuestros clientes a atravesar estas difíciles situaciones del mercado. En las regiones más afectadas por el COVID-19, Achilles mantiene una gran red de proveedores precalificados. Nuestra misión sigue siendo la de garantizar que conectemos eficazmente a compradores y proveedores para garantizar la continuidad del negocio, siempre que sea posible. Estamos aquí para ayudar a los compradores de nuestras comunidades a identificar las fuentes de suministro lícitas y para apoyar cadenas de suministro manteniendo conectadas a las empresas y asegurando la colaboración y cooperación en estos tiempos de incertidumbre.

En nuestra base de clientes hemos observado interrupciones significativas en muchos sectores. Los servicios públicos y el sector de la construcción varían ampliamente según los países y las políticas individuales de cada uno. El sector del gas y el petróleo también se ha visto afectado por las consecuencias del COVID-19 en el mercado: la disminución de los precios del petróleo y el acceso restringido al capital han ejercido una presión a la baja. El sector del transporte se ha visto drásticamente afectado por la cancelación de los servicios aéreos y ferroviarios, así como por las significativas restricciones al movimiento de bienes no esenciales. Estamos trabajando estrechamente con los compradores y proveedores de nuestras comunidades para mantener el suministro en estos tiempos tan difíciles.

Hemos llevado a un cabo un análisis exhaustivo de proveedores de Achilles en estos y otros sectores. También hemos identificado algunos productos y servicios que conllevan un alto riesgo financiero si la crisis se extendiera más de seis meses. En este artículo, proporcionaremos información sobre nuestros hallazgos y recomendaciones sobre cómo administrar este riesgo de manera proactiva.

Hemos clasificado el impacto en los países según el número de casos relativos a la población y a las medidas tomadas por el gobierno en relación con la restricción de movimiento. Dentro de esos países hemos analizado los proveedores que tienen un ratio actual de menos de 1, lo que significa que tienen un mayor riesgo de impacto si sus ingresos se ven afectados. A partir de este análisis hemos identificado un cierto número de productos y servicios de los cuales hay un amplio porcentaje de proveedores en riesgo. Algunos ejemplos notables incluyen:

Producto o servicio Total Proveedores % Proveedores con riesgo financiero
Generadores para Centrales Eléctricas 266 50%
Plantas energéticas: instalación y mantenimiento 205 33%
Servicios básicos de reactor 24 50%
Reparación y mantenimiento de material rodante 5 60%
Basura y reciclaje 368 33%
Manipulación de materiales peligrosos 426 30%

 

Muchos compradores están tomando medidas para garantizar la continuidad del suministro de productos y servicios de alto riesgo. El mayor problema que escuchamos al hablar con los clientes concierne al flujo de caja. A los proveedores les preocupa no tener el suficiente efectivo para hacer frente a esta crisis. Muchas organizaciones de adquisiciones están trabajando duro para identificar dónde está el riesgo de suministro y para establecer planes de continuidad. Muchos planes se centran en garantizar que los proveedores puedan sobrevivir financieramente a la crisis. Algunos planes se centran en asegurar el apropiado EPP (Equipo de Protección Personal) para el personal y los contratistas. Estamos ayudando a nuestros clientes de compras a identificar áreas de riesgo y colaboramos de manera efectiva y proactiva con los proveedores para gestionar el riesgo.

Figura 1: Esquema relativo a la proporción de infecciones por Coronavirus (COVID-19) en la población general, con número de proveedores de Achilles registrados por región.

Administrar una cadena de suministro resistente: lo que necesitas saber

Según un estudio reciente de Deloitte, las compañías mejor preparadas a la situación “[…] han establecido relaciones sólidas con proveedores clave y han establecido sistemas para proporcionar visibilidad a través de la extensa red de suministro, con el fin de comprender mejor sus riesgos e impulsar acciones específicas basadas en sus prioridades”.

Podemos ayudar a identificar una red de proveedores seguros que puedan proveer productos y servicios clave para infraestructura y cadenas de suministro de fabricación críticas. Estamos aquí para ayudarte a identificar fuentes adicionales de suministro en nuestra amplia gama de Comunidades globales relativas a la minería, extracción de petróleo y gas, servicios públicos, construcción, transporte, fabricación y bienes de consumo.

El primer paso en la gestión de una cadena de suministro resistente es identificar los puntos de riesgo críticos:

  1. Superarlo juntos: comunícate proactivamente con proveedores que puedan verse afectados a medio plazo si la crisis se amplía más de 3-6 meses y toma medidas para ayudarlos a superar esta crisis.
  2. Comprendiendo el riesgo: identifica y analiza las fuentes de riesgo de la cadena de suministro, y mantén políticas apropiadas relacionadas con la escasez u otras interrupciones que puedan ocurrir en la cadena de suministro durante la crisis.
  3. Identifica fuentes de suministro adicionales: dado que algunos proveedores se verán más afectados que otros, es importante que hayas identificado fuentes de suministro adicionales que puedan aprovecharse rápidamente si tu base de suministro actual no puede cumplir con los plazos de entrega. La calificación proactiva de proveedores es un paso positivo que puedes adoptar para mitigar dicha interrupción.

 

Superarlo juntos

En nuestras comunidades globales hemos identificado más de 3.800 proveedores en alto riesgo de incumplimiento financiero debido a los esfuerzos de contención relacionados con el COVID-19. Estos proveedores están ubicados en las áreas afectadas y tiene una liquidez de menos de 1, lo que significa que muchos de ellos se encontrarán rápidamente con problemas de flujo de caja si los ingresos se ven afectados significativamente por un período de 6 meses o más.

Además, muchos de los proveedores de las comunidades de Achilles son PYMES. De hecho, casi el 56% de los proveedores registrados en Achilles en las áreas más afectadas son pequeñas empresas. Muchos de estos proveedores necesitarán de ayuda adicional para poder gestionar la crisis. En las comunidades de Achilles, más de 4.000 proveedores proveen un solo producto o servicio, y corren un riesgo de impacto particularmente alto en caso de bloqueo o interrupción de la demanda. Es fundamental que las empresas compradoras que confían en estos proveedores identifiquen formas de trabajar conjuntamente para que estos pequeños proveedores puedan superar la crisis.

En estos tiempos difíciles, resulta imperativo que los compradores mantengan el flujo de caja en la cadena de suministro. Puede parecer contraintuitivo, pero lo peor que pueden hacer los compradores es restringir el flujo de caja, ya que ejercería una presión indebida en las cadenas de suministro. La opción más sencilla es reducir las condiciones de pago para garantizar que los proveedores tengan suficiente flujo de caja para mantenerse a flote durante este tiempo. Lo cual puede aplicarse a proveedores identificados como proveedores con dificultades financieras, o hacia categorías de productos y servicio que se encuentran desproporcionadamente afectados. Además, muchas empresas retienen el 5% del valor del contrato hasta su término. Las empresas de adquisiciones pueden considerar relajar esta política en tiempos de incertidumbre para garantizar un flujo de caja adecuados a los proveedores. Los contratos o los arreglos de pago alternativos, las inyecciones de efectivo basadas en la entrega futura o la adquisición pueden ser herramientas adicionales que se pueden implementar si estos bienes y servicios son críticos para las cadenas de suministro y sus fuentes se encuentra en peligro.

Figura 2: proveedores en riesgo en Reino Unido que abastecen al sector de servicios públicos.

Tenemos una larga historia laboral con nuestros clientes para gestionar las crisis de la cadena de suministro. En 1998, nuestras comunidades de petróleo y gas fueron sacudidas por un shock de precios del petróleo. Apoyamos a nuestros clientes de la cadena de suministro durante esta crisis trabajando en colaboración con las compañías petrolíferas y sus proveedores. El precio dramáticamente bajo del petróleo – por debajo de 10 $ el barril – tuvo un severo impacto en la industria. Literalmente, una “generación de profesionales de la industria petrolífera” se perdió en la turbulencia. Para proteger la industria, era importante mantener, en la medida de lo posible, las habilidades, la competencia y la capacidad de la base institucional. Sabíamos que después de la crisis volvería a haber una fuerte demanda de estos recursos. Adoptamos un papel activo en la gestión de las relaciones para apoyar este proceso durante la crisis, proporcionando el muy necesario flujo de información entre los compradores y los proveedores críticos. En muchos casos, estuvimos en contacto diario con proveedores, y ayudamos a crear conciencia sobre los problemas comerciales críticos para la industria. Si bien el número de proveedores se redujo significativamente durante un período de tiempo, aproximadamente el 75% de la base de proveedores permaneció visible y actualizada en la base de datos de Achilles, y, por lo tanto, las compañías petrolíferas mantuvieron un grupo relativamente saludable de proveedores con los que trabajar para cuando la crisis hubiese terminado.

Comprendiendo tu riesgo

Nuestras preguntas y respuestas sobre la continuidad del negocio pueden informarte sobre los procedimientos que los proveedores tienen que manejar en tiempos de crisis. A menudo, lo que hace que un proveedor sea crítico dependen de un cierto número de factores: los gastos de adquisición con ese proveedor, la existencia de fuentes alternativas de suministro y el riesgo, suelen ser lo que determina la criticidad del proveedor. Tenemos una larga historia laboral con compradores para estratificar la base de suministro y proporcionar el nivel adecuado de garantía para cada proveedor, dependiendo de la cantidad de riesgo que supone un determinado proveedor en la cadena de suministro.

Por ejemplo, en los sectores de Servicios Públicos y de la Construcción, muchos compradores clasifican el riesgo en función del tipo de servicio que proporciona un proveedor. Esto quiere decir, si un proveedor realizara trabajos en altura o debiera desplazarse a un lugar para instalar un producto o prestar un servicio, ese proveedor podría clasificarse como de “alto” riesgo. Así, estos proveedores que trabajan en geografías afectadas por el COVID-19 seguramente se verán afectados por las restricciones de movimiento de los empleados. Además, muchas empresas se enfrentan a desafíos para asegurar el PPE adecuado para el personal y los contratistas, lo que conlleva una serie de “criterios razonables” de salud y seguridad en el sitio, lo que implica un riesgo adicional en la cadena de suministro. Es importante que las empresas tengan políticas claras que describan cómo pueden gestionarse los problemas de seguridad ante la escasez de PPE u otro equipo de seguridad.

Identifica fuentes de suministro adicionales

Tenemos una comunidad de más de 175.000 proveedores que pueden movilizarse rápidamente para cumplir con tus necesidades. Nuestro equipo de Insights trabaja regularmente con los compradores para descubrir fuentes seguras que garanticen el suministro para llenar los vacíos cuando los proveedores actuales se vean afectados. Esto proporciona una vía saludable de oferta alternativa para compradores de demanda alternativa para proveedores. Ofrecemos una gran variedad de eventos virtuales y materiales online cuyo objetivo es reunir a estos compradores y proveedores.

Como respuesta a la crisis del COVID-19, llevamos a cabo un análisis exhaustivo de nuestra comunidad de proveedores. Hemos descubierto que, de los más de 10.000 productos y servicios que brindan nuestros proveedores miembros, el 95% de éstos se pueden obtener de proveedores localizados en geografías alternativas.

Sin embargo, hay algunos productos y servicios cuyo suministro esperamos que se vea afectado de manera desproporcionada. Estos incluyen productos y servicios con distribución geográfica de suministro, una concentración de proveedores en áreas muy afectadas por las infecciones por COVID-19 y una alta proporción de proveedores con un bajo índice de liquidez.2.

Analizando los códigos de productos y servicios de esta manera, observamos que más de 200 productos y servicios son de alto riesgo para la insolvencia del proveedor que afecta el suministro. A continuación, se incluye una tabla que resume dicho dato. Para estos códigos, más del 30% de los proveedores que los suministran en las áreas afectadas por el COVID-19 tiene un índice de liquidez de < 1.

Tabla 2: Categoría de riesgo de producto


Proveedores registrados en Achilles % de Proveedores probablemente afectados
Automóviles 60 45%
Servicios de educación 21 37%
Servicios de instalación y operación de plantas energéticas 205 33%
Equipos y partes 1242 53%
Instalaciones 3 33%
Comida y bebida 102 44%
Construcción general 10 42%
Otros servicios 1177 51%
Servicios profesionales 776 48%
Materias primas 52 51%
Servicios de seguridad 3 33%
Servicios técnicos 3084 49%
Almacenes y almacenamiento 29 55%
Gestión de residuos 368 33%

Nota: la columna “Registrado” representa el número de proveedores registrados en Achilles, con sede en países que se ven significativamente afectadas por el COVID-19. El “% de Proveedores probablemente afectados” es el porcentaje de ese total que tiene un índice actual de >1 en sus últimas cuentas proporcionadas a Achilles.

Esto significa que, si el impacto comercial de las medidas de contención del COVID-19 continúa durante más de unas pocas semanas, una alta proporción de los proveedores que proporcionan estos productos y servicios se verán sometidas a una fuerte presión financiera. Si tu empresa depende en gran medida de cualquiera de estos códigos, te recomendamos asegurar múltiples fuentes de suministro.

 

Conclusiones y recomendaciones

Sin duda, habrá una serie de lecciones que podamos sacar de esta crisis. Muchos predicen que marcará un cambio en la forma en la que los empleadores conciben el teletrabajo y un cambio en la forma en la que entregamos bienes y servicios. En Achilles somos muy conscientes de que después de cada crisis de la cadena de suministro, vemos un aumento en la demanda de proyectos de visibilidad de la cadena de suministro. Ya sea para identificar puntos críticos en dicha cadena, o para identificar fuentes alternativas de suministro, el mejor momento para planificar tu cadena de suministro es siempre ayer. La mayoría de las soluciones de mapeo de dicha cadena tardan demasiado en implementarse durante una crisis, pero son muy necesarias en momentos de gran incertidumbre. Ahora es un buen momento para pensar en cómo gestionar la visibilidad en tu cadena de suministro, para proveedores críticos de Nivel 1 y otros. Estamos aquí para ayudarte con estos proyectos, y nuestros equipos de clientes están bien preparados para ayudarte a sobrellevar este proceso y comprender el arte de lo posible cuando se trata de mapear tu cadena de suministro.

Tal y como hemos indicado más arriba, recomendamos a las empresas de adquisición:

  1. 1. Trabajar con proveedores para mantener el efectivo en movimiento a través de las cadenas de suministro y para mantener la continuidad del negocio.
  2. 2. Identificar el riesgo y tener políticas apropiadas para administrarlo de manera efectiva.
  3. 3. Establecer fuentes alternativas de suministro con un grupo más amplio de proveedores.

Tenemos una gama de soluciones únicas para ayudarte a impulsar la visibilidad en tus cadenas de suministro, así como un historial comprobado de apoyo a dichas cadenas en crisis pasadas. Gestionamos en nuestra página web un módulo específico sobre el COVID-19 en el que puedes encontrar recursos útiles y contenido actualizado regularmente. Estamos aquí para ayudarte a aplicar las recomendaciones descritas en este artículo.



Reciba increíbles conocimientos en su buzón de correo cada mes

Subscribirse