Todo lo que necesitas saber sobre las leyes antisoborno y tu cadena de suministro

Article by Achilles

Un estudio reciente realizado por Ernst and Young destacó la preocupación constante de las empresas multinacionales en relación con el fraude, la corrupción, el soborno y la necesidad de garantizar el cumplimiento de las leyes antisoborno en sus cadenas de suministro.

Según Ernst and Young, el 38% de los encuestados afirma que las prácticas de soborno y corrupción están bien presentes en los negocios de su país. Las conclusiones de la encuesta indican que, a pesar del compromiso de los responsables de las empresas por reducir la probabilidad de que se produzcan estas prácticas, la realidad no refleja una reducción en el número de casos notificados de conductas poco éticas y fracaso empresarial.

Así pues, ¿qué puedes hacer para garantizar el cumplimiento de las leyes antisoborno y asegurarte de que tus cadenas de suministro aplican prácticas empresariales éticas?; y, ¿es realmente tan importante?

Sí, el tema es realmente serio
Las consecuencias de no cumplir las leyes antisoborno pueden ser realmente graves, no en vano existen numerosos ejemplos recientes de hasta qué punto pueden serlo. A finales de 2018, varios ejecutivos fueron condenados en el Reino Unido por su participación en una estrategia corrupta por asegurarse un contrato de envío de mercancías de ConocoPhillips, por un valor de 16 millones de libras, para FH Bertling como parte del proyecto «Jasmine» de prospección petrolífera del Mar del Norte.

Por su parte, Odebrecht, la empresa de construcción brasileña encargada de la edificación de espacios para los Juegos Olímpicos de 2016, provocó el mayor escándalo de corrupción de Latinoamérica tras admitir que había pagado comisiones a políticos de toda la región para asegurar contratos lucrativos. Además del complejo para los Juegos Olímpicos de Brasil, la lista de proyectos de construcción vinculados con Odebrecht incluye igualmente líneas de metro en Venezuela, un proyecto de irrigación en Perú y un puerto en Cuba. En 2019, el presidente de Perú, Alan García, se suicidó de un balazo tras ser arrestado en una investigación sobre sobornos.

En España, aunque los sobornos menores no están extendidos en las transacciones comerciales, el país ha intensificado sus intentos de limitar la corrupción, especialmente la que implica a los políticos. En el resto de Europa, Noruega destaca por ser uno de los países menos corruptos de todo el mundo, y en el que los negocios se desarrollan con una gran transparencia.

Los daños financieros y el perjuicio para la reputación que provoca el incumplimiento de las leyes antisoborno pueden llevar a las empresas a la ruina. Hace poco, Airbus cerró una de sus filiales tras una investigación de 7 años que reveló que había pagado sobornos multimillonarios en libras por asegurar contratos con el Gobierno de Arabia Saudita.

La ley es clara
La mayoría de países tienen leyes antisoborno claras. Por ejemplo, la legislación del Reino Unido estipula que es ilegal «ofrecer, prometer, dar, solicitar, acordar, recibir o aceptar sobornos», lo que incluye tanto dinero como regalos.

Los compradores y proveedores necesitan implementar políticas que incluyan la reducción y el control de los riesgos de soborno en sus cadenas de suministro. Esto implica normas claras sobre la aceptación de regalos, atenciones sociales o donaciones, directrices sobre cómo realizar negocios, y medidas para evitar o impedir conflictos de intereses.

Muchas empresas subestiman el alcance de las leyes antisoborno,y aún queda mucho trabajo por hacer en este ámbito para garantizar que los directivos y altos ejecutivos sean conscientes de la importancia de cumplir las leyes, y empiecen a examinar si toda su cadena de suministro cumple las mismas normas.
La incapacidad de adoptar medidas que erradiquen el soborno de las cadenas de suministro no solo perjudica a la competencia, sino que además implica riesgos legales y de reputación para cualquier empresa.

El poder de las auditorías
Las auditorías de proveedores, realizadas por organismos externos de confianza, pueden incluir preguntas sobre sobornos en nombre de empresas compradoras para garantizar que todos los proveedores de la cadena de suministro cumplen las leyes antisoborno. Esto te proporciona la tranquilidad de que no solo tus proveedores cuentan con las políticas antisoborno adecuadas, sino que también pueden demostrar que las llevan a la práctica.

Por ejemplo, en las auditorías de Achilles, nuestros asesores cualificados se asegurarán de que las empresas que operan en el Reino Unido o que gestionan operaciones con el país sean conscientes de que existe una Ley contra el Soborno en vigor y de que se dispone de medidas para controlarlo. Además, se ocuparán de recordarles que existe una política específica para cumplir la legislación, de informar a los empleados sobre los requisitos de esta, y de que existen directrices claras para notificar a las partes interesadas lo que está permitido y lo que no lo está.

Existen otras prácticas recomendadas que los proveedores deberían aplicar, como las políticas de denuncia, posibles canales de comunicación y puntos de remisión a instancias superiores para casos de identificación de soborno y corrupción en la cadena de suministro.

Consulta hoy mismo toda la información sobre nuestras herramientas de gestión de cadenas de suministro.



Reciba increíbles conocimientos en su buzón de correo cada mes

Subscribirse