Article

Por qué van a retirarse de la producción 20 millones de vehículos eléctricos

La transición energética está poniendo un mayor énfasis en las formas de transporte más sostenibles, lo cual está provocando un rápido crecimiento del mercado de vehículos eléctricos (VE) para poder satisfacer la creciente demanda. Entre abril y septiembre de 2021, por ejemplo, se dispararon las ventas de vehículos eléctricos en el mundo, con 2,2 millones de nuevas matriculaciones tan solo en Europa y China. Y eso es antes de que la empresa estadounidense Tesla anunciara su objetivo de llegar a fabricar 20 millones de vehículos eléctricos al año en 2030.

Sin embargo, los crecientes riesgos de la cadena de suministro podrían frenar pronto este desarrollo. Aunque la producción de baterías ha crecido rápidamente en los últimos años (hasta en un 33 % desde 2019), ahora es mucho más difícil obtener las materias primas esenciales para su producción, especialmente el litio.

Presión sin precedentes sobre el suministro de litio

Tal como indicábamos en nuestro último informe sobre el índice de capacidad de adaptación de la cadena de suministro, la escasez de litio está creando problemas a los fabricantes de todo el sector del automóvil y está contribuyendo a que la capacidad de adaptación de la cadena de suministro haya alcanzado una puntuación del 44,9, menos de cinco puntos por encima del umbral de «alto riesgo», fijado en un 40 %.

De aquí a 2030, se espera que la demanda de litio supere su suministro en una cifra de entre medio millón y 1,5 millones de toneladas métricas al año, una diferencia muy importante.

Cabe puntualizar que este problema no es consecuencia de la disponibilidad de reservas de litio, sino de la capacidad de extraer este recurso. A pesar de la minería intensiva, sería necesario explotar fuentes menos accesibles para aumentar el suministro de forma eficiente y en la medida necesaria. Se trata de procesos más costosos en términos monetarios y energéticos que, inevitablemente, provocarán fluctuaciones de los precios.

Ya se observan tanto interrupciones en la cadena de suministro como picos de precios, y es que el precio del litio aumentó casi un 500 % el año pasado. Además, el coste del níquel (otro componente esencial de las baterías de los VE) también está creciendo hasta niveles récord. La invasión de Ucrania por parte de Rusia ha alterado aún más la cadena de suministro mundial y ha provocado de forma directa una escasez de níquel, entre otros materiales.

¿Cómo afectará esta escasez a la producción de vehículos eléctricos?

Con las cadenas de suministro en un estado tan volátil, se plantea la pregunta de qué impacto tendrá la situación sobre el futuro del sector de fabricación de vehículos eléctricos. En nuestro informe se muestran también proyecciones realizadas por el Centro para la Investigación del Automóvil, que aportan algo de luz en este sentido. Sus resultados predicen que el mercado de las baterías de automóviles no alcanzará el equilibrio hasta, al menos, 2030. Como consecuencia, la escasez de chips podría reducir la producción de coches en hasta 10 millones a partir de 2021-2023, mientras que algunos informes nuevos sugieren que la cantidad de VE que se retirarán de la producción entre 2022 y 2029 podría ser el doble, alcanzando los 20 millones.

Ahora mismo, los fabricantes de VE se enfrentan a dos opciones que sin duda los ponen entre la espada y la pared. Aunque existe la posibilidad de que las baterías de los vehículos eléctricos pasen gradualmente a un diseño sin níquel, como las de litio-ferrofosfato, es algo que podría llegar a afectar al rendimiento. Esto significa que, para gestionar la cadena de suministro, el mercado de VE deberá elegir entre frenar la implantación de los vehículos eléctricos o comprometer la eficacia de las baterías. A su vez, esto podría afectar al gran número de empresas que actualmente están contemplando pasar a emplear vehículos de bajas emisiones para cumplir con sus objetivos de reducción de emisiones de dióxido de carbono.

Si necesita ayuda para enfrentarse a los retos que plantea la cadena de suministro de vehículos eléctricos, póngase en contacto con nosotros para hablar con nuestro equipo de expertos.


Reciba increíbles conocimientos en su buzón de correo cada mes

Subscribirse