Article

Panorama para la cadena de suministro del sector del petróleo y gas

Las medidas implementadas para contener la pandemia de COVID-19 han tenido un impacto en la situación económica a nivel global. Numerosos sectores se han visto afectados, siendo el de Oil & Gas uno de los más perjudicados. La disminución de las actividades industriales y económicas han traído consigo una reducción de la demanda de petróleo.

Teniendo en cuenta lo anterior, ¿cuál es el panorama para la cadena de suministro del sector del petróleo y gas?

De acuerdo con el reporte mensual de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP), se espera una caída en la demanda de 9.1mb/d en 2020, lo cual tendrá consecuencias financieras para países cuyos ingresos fiscales dependen de la venta de crudo. En el sector privado se prevén cambios de planes en cuanto a inversiones, postergación de proyectos y reducciones de actividades y subcontratación.

El panorama es sin duda complejo. Sin embargo, hay muchas medidas que se pueden poner en marcha para enfrentar la crisis. Durante el webinar organizado en conjunto con la Cámara de Comercio Británica en México, Jorge Miranda, Socio en SMPS Legal | Adinco – Petrovendor y Nicolás Avellaneda, Director de Ventas para América Latina en Achilles, compartieron sus perspectivas sobre la situación actual de la industria, la respuesta de las empresas para asegurar la continuidad de los negocios así como buenas prácticas para la gestión de la cadena de suministro y para evitar disrupciones.

Continuidad de los negocios

A la disminución de la actividad en general, se ha sumado un incremento en demoras de pagos a proveedores en muchos países, como puede ser el caso de México, lo cual ha puesto a todos los eslabones de la cadena de suministro en una situación de estrés. Las cadenas de suministro han tenido que adaptarse para incorporar una demanda y unas condiciones laborales y económicas totalmente distintas, donde la prioridad de las organizaciones ha sido asegurar la continuidad de los negocios.

Las Empresas enfrentan desafíos sin precedentes que afectan desde las operaciones hasta la gestión del personal. En un estudio realizado por Achilles sobre continuidad del negocio por la COVID-19, se muestra que la respuesta para mitigar los riesgos ha sido considerable y han incluido medidas como cambiar políticas de viajes, cierre de oficinas, implementación del trabajo remoto o reducción de contratistas. Alrededor del 20 % de las empresas de Oil & Gas que participaron en el estudio declaró que menos del 10 % de sus empleados pueden trabajar de forma remota.

Uno de los grandes cambios, en esta búsqueda de la continuidad de los negocios, ha sido una aceleración de la transformación digital. “Muchos de los cambios en negocios y procesos, así como el mayor uso de herramientas digitales para llevarlos a acabo han llegado para quedarse y serán parte de la nueva normalidad” mencionó Nicolás Avellaneda.

Radiografía de la cadena de suministro del sector de Oil & Gas

Según datos de la comunidad Siclar del sector petrolero de Achilles, en Latinoamérica el 83 % de las compañías que forman parte de la cadena de suministro del sector del petróleo y gas son medianas, micro y pequeñas empresas con una facturación mediana de dos millones de dólares y con un índice de liquidez de 1.81. Estos datos nos hacen suponer que, si la crisis se prolonga, muchas organizaciones pueden enfrentar problemas para cumplir con obligaciones financieras en tiempo y forma.

Otro dato relevante para destacar es que alrededor del 22 % de los proveedores cuenta con un sistema de gestión de salud y seguridad certificado. Dado el contexto actual es de suponerse que habrá un mayor énfasis en las cuestiones relacionadas con salud y seguridad dentro de las organizaciones y en sus cadenas de suministro.

Mejores prácticas para gestionar la cadena de suministro y evitar disrupciones

Colaborar para enfrentarse a los retos – Para sobrevivir al impacto de la pandemia en el sector del petróleo y el gas y a la baja de la demanda de hidrocarburos, compradores y proveedores tienen que colaborar y compartir prácticas recomendadas; las nuevas tecnologías y la formación serán más importantes que nunca para superar esta situación. “Además de las prácticas que se han adoptado para reducir costos, como reducción de viajes, reducción de espacios de oficina, etc. Las alianzas son clave para reducir costos y para tener acceso a más oportunidades de negocio.” agregó Jorge Miranda al respecto.

Aumentar la visibilidad – Como comprador es muy importante tener acceso a información actualizada sobre proveedores. Para los proveedores, resulta más importante que nunca reforzar la visibilidad de todos los productos y servicios que proporcionas ante los compradores relevantes. Hemos notado un incremento en las búsquedas en las comunidades de Achilles pues las organizaciones se han visto obligadas a identificar fuentes adicionales de suministro para asegurar la continuidad de sus operaciones.

Mira la grabación del webinar

Si no pudiste asistir al webinar y te gustaría saber más sobre el panorama del sector petrolero y conocer las buenas prácticas, puedes acceder a la grabación completando el siguiente formulario:



You might be also interested in…

Reciba increíbles conocimientos en su buzón de correo cada mes

Subscribirse