Opciones de financiación de la cadena de suministro ante la COVID-19

Article by Achilles

La COVID-19 supone un reto para la cadena de suministro de numerosos sectores.

La propagación de la COVID-19 por el mundo ha sobrecargado al comercio mundial, lo que ha traído consigo una paralización temporal de las operaciones en muchas industrias. Ningún sector de la economía mundial se ha librado de experimentar un cierto grado de interrupción, siendo la hostelería, el transporte y la construcción los más afectados. Los gobiernos han ordenado el cierre prácticamente total de numerosas empresas, mientras que muchas están operando a una capacidad muy reducida tras el desplome en la oferta y/o la demanda.

La complejidad de las cadenas de suministro esenciales en la mayoría de los sectores y el brote de COVID-19 han expuesto verdaderamente las dificultades de obtener productos básicos como los EPI cuando los eslabones se ven sometidos a presión.

Para que las cadenas de suministro funcionen, no solo debe ponerse en marcha una logística física, sino que también es indispensable la circulación de capital. Esto último supondrá todo un desafío para algunos actores de la cadena de suministro, que necesitarán toda la ayuda financiera que puedan conseguir para estabilizar sus operaciones y garantizar su subsistencia. En este artículo se examinan algunos enfoques para obtener financiación de la cadena de suministro con el fin de garantizar la continuidad del negocio en muchas empresas durante estos tiempos tan difíciles.

Relaciones simbióticas o mutualistas

Uno de los tipos de organización de las cadenas de suministro que más están expuestos al riesgo y que tienen dificultades para estabilizar las operaciones y, en algunos casos, permanecer a flote, son los pequeños proveedores, especialmente aquellos que solo suministran unos cuantos productos. Su falta de diversificación les impide dirigir su actividad hacia productos con mayor demanda y, en determinados casos, tienen un acceso limitado a distintas soluciones de financiación para proveedores que puedan ayudarles a aumentar sus probabilidades de subsistir.

Estos proveedores son muy importantes para el ecosistema de las cadenas de suministro, y puede que su subsistencia dependa de que los compradores den un paso al frente proactivamente y cambien la naturaleza de su relación. Como planteamiento para mitigar el riesgo, pueden identificar y analizar las causas de los riesgos de sus proveedores consolidados, que a menudo tendrán relación con un capital circulante inadecuado. Mientras que, en una época normal, bajar los precios y promover la competencia entre proveedores podrían ser buenas estrategias comerciales, esas tácticas podrían privar a los compradores de todo su suministro durante esta crisis.

En la naturaleza existen analogías útiles sobre las relaciones entre comprador y proveedor. Las relaciones parasitarias (un organismo se beneficia a costa de otro) son frecuentes en la naturaleza y en el mundo empresarial, pero exacerbarán las interrupciones en la cadena de suministro cuando los eslabones ya estén en apuros. El comensalismo (una parte se beneficia mientras que la otra ni gana ni pierde) tampoco refuerza las cadenas de suministro debilitadas.

Por el contrario, si las organizaciones fomentaran las relaciones basadas en el mutualismo (ambas partes se benefician), las cadenas tendrían más posibilidades de subsistir y recuperarse cuando la crisis se atenúe.

Existen varias opciones de financiación de la cadena de suministro que ofrecen una vía para crear esta relación sinérgica entre compradores y proveedores con miras a minimizar los efectos de las presiones que afrontan los flujos de efectivo hoy día.

Opciones de financiación de la cadena de suministro

Descuentos dinámicos

Esta forma de financiación consiste principalmente en que un proveedor ofrece un descuento a un comprador si este último acepta la condición de pagar antes al proveedor. A través de este acuerdo, un proveedor podrá plantear una solicitud de pago anticipado que se realice en un momento determinado, por ejemplo, tras la aprobación de una factura.

Por lo general, esta solución de financiación para proveedores contempla la posibilidad de aplicar descuentos de distinta cuantía que variarán en función de la anticipación con que se haga el pago de la factura al proveedor, de esta manera, se impulsan las operaciones financieras de los proveedores. Esta propuesta podría resultar atractiva para aquellos compradores que puedan tener una posición relativamente cómoda en cuanto a flujo de efectivo, y, siempre que el descuento solicitado sea justo, su colaboración será un síntoma de una relación mutualista que es muy adecuada para el clima empresarial actual.

Si ambas partes pueden negociar este tipo de acuerdo, esto puede marcar la diferencia entre que el proveedor siga abierto —así será capaz de pagar sus costes de explotación y gastos generales, y de mantener el flujo de efectivo, al tiempo que reduce cualquier interrupción en la cadena de suministro de los compradores—, y que el proveedor quiebre y tenga lugar la subsiguiente pérdida de empleos y personal especializado. Costco Wholesale es una de las empresas que han usado con acierto esta solución de descuentos dinámicos.

  • Beneficios para los proveedores: un acceso rápido a un efectivo muy necesario y la sostenibilidad de la empresa en una situación complicada.
  • Beneficios para los compradores: obtención de descuentos a causa del pago anticipado a los proveedores, mayores márgenes y oportunidades de crecimiento.

Financiación mediante deuda

Una definición concisa de este tipo de financiación, según el Global Supply Chain Finance Forum, es que la financiación mediante deuda es un «programa dirigido a los compradores por el que los vendedores de la cadena de suministro del comprador pueden acceder a financiación por medio de la compra de cuentas por cobrar». El proveedor de la financiación en este tipo de programa es una entidad financiera, por ejemplo, un banco. La entidad financiera proporciona financiación para este programa en función de la solvencia del comprador, por lo que se incide menos en la situación económica del proveedor.

La financiación funciona de la siguiente manera: un comprador aprueba una cuenta pendiente de pago, con una garantía de pago, y posteriormente el proveedor puede vender los productos necesarios, con el beneficio de poder recibir el pago anticipado de la entidad financiera que participa (normalmente un banco). Cabe señalar que este pago será un importe reducido o con descuento en relación con el importe que el proveedor habría recibido de otra manera.

En Payables Finance: A Guide to working capital optimisation de Deutsche Bank, se facilita más información acerca de cómo puede mejorar esta opción de financiación el capital circulante de las organizaciones.

  • Beneficios para los proveedores: seguridad y visibilidad de los pagos y disponibilidad de capital circulante.
  • Beneficios para los compradores: menos riesgos en la cadena de suministro, mejores relaciones con los proveedores, optimización de la liquidez y fuente de financiación alternativa.

Modelo de financiación de entidad con fines especiales

Según Trade Finance Global, «Una entidad instrumental o entidad con fines especiales es una entidad jurídica independiente creada por una empresa matriz».

O, de forma más extensa, se trata de una situación en la que un comprador utiliza una entidad instrumental (entidad independiente de la organización o empresa matriz del comprador) para crear un instrumento financiero que pueden comprar entidades financieras como los bancos, los fondos de inversión libre, los fondos de pensiones o los propios compradores, en función de lo que dicte la ley en la jurisdicción o el país en el que operen. El comprador, al adoptar este enfoque, puede aumentar sus ingresos y su capital circulante.

Las entidades instrumentales son una forma de que una empresa matriz aparte los riesgos financieros y titulice activos. La capacidad del comprador de aumentar sus ingresos a través del uso de este tipo de financiación ofrece una vía mutualista y colaborativa en aras del compromiso entre las partes implicadas, ya que el proveedor también será capaz de obtener acceso a fondos muy necesarios para mantener las operaciones de su empresa. Aunque esta solución de financiación para proveedores ofrece beneficios tangibles, en el pasado se ha utilizado mal y contribuyó a la última crisis financiera, tal como queda reflejado en KPMG: Creating an understanding of Special Purpose Vehicles.

  • Beneficios para los proveedores: seguridad y visibilidad de los pagos.
  • Beneficios para los compradores: mejores relaciones con los proveedores, menos riesgos en la cadena de suministro y aumento del capital circulante.

Tarjetas de compra

Según la Professional Association for the Commercial Card and Payment Industry, «Una tarjeta de compra es un tipo de tarjeta institucional que permite a las organizaciones aprovechar la infraestructura existente para las tarjetas de crédito con el fin de realizar pagos electrónicos de diversos gastos generales (esto es, productos y servicios). Dicho más sencillo, una tarjeta de compra es una tarjeta de débito diferido, como una tarjeta de crédito de un consumidor. Sin embargo, la organización que utilice la tarjeta debe saldar la cuenta con el emisor de la tarjeta cada mes, como mínimo».

Con este servicio, se le pueden ofrecer a un proveedor condiciones de pago anticipado para que reciban sus pagos antes. Esto podría ser una solución de financiación para proveedores viable para pagos poco cuantiosos a pequeños proveedores dentro de la red de proveedores de un comprador, si este así lo desea. De este modo, cabe la posibilidad de establecer una relación que beneficie a ambas partes a partir de las pretensiones de ganancias de las partes.

  • Beneficios para los proveedores: pago anticipado y mejor flujo de efectivo.
  • Beneficios para los compradores: menos gastos administrativos y menos riesgos en la cadena de suministro.

Trabajo en equipo

La mayoría de las opciones de financiación de la cadena de suministro que se destacan en las secciones anteriores ofrecen una solución en la que todas las partes implicadas salen ganando si colaboran para elegir la opción que mejor se ajuste a la situación de sus empresas.

Asimismo, la creación de relaciones mutualistas debería producir beneficios para mantener una cadena de suministro estable que mitigue los riesgos y brinde oportunidades que puedan analizarse en profundidad más allá de la crisis de la COVID-19.

Cierto es que, aunque las empresas y la sociedad atraviesan tiempos difíciles, como dice Michael Jordan, «El talento gana partidos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia ganan campeonatos». Si los compradores y los proveedores colaboran como un equipo para examinar las distintas opciones que les permitan avanzar con determinación, habrá luz al final del túnel.

Descargo de responsabilidad

Los lectores entienden que Achilles facilita información relativa a opciones de financiación meramente con fines de información general y no ofrece asesoramiento financiero, jurídico ni profesional.  Achilles no se responsabiliza de ningún daño ocasionado por cualquier decisión que tome el lector confiando en la información facilitada en el blog, entre ellas decisiones jurídicas, de cumplimiento normativo y/o de gestión de riesgos.

Escrito por Akinola Fakeye, Product Manager en Achilles



Reciba increíbles conocimientos en su buzón de correo cada mes

Subscribirse