Article

Nueva perspectiva en torno a la seguridad: la importancia creciente de la salud mental en el lugar de trabajo

Las estadísticas publicadas por la Agencia Ejecutiva para la Salud y la Seguridad (HSE) de Reino Unido muestran que pese al significativo avance experimentado en los últimos años a la hora de abordar los riesgos relacionados con la salud y la seguridad en el lugar de trabajo, cerca de 1,7 millones de ciudadanos británicos padecieron algún tipo de enfermedad laboral en 2021. Este resultado señalaba una clara diferencia respecto a los datos registrados durante las dos pasadas décadas, en las que los niveles de enfermedades relacionadas con el trabajo se mantuvieron bastante estables.

Este marcado repunte de las enfermedades de ámbito laboral tenía que ver en primer término con el incremento de los niveles de estrés, depresión o ansiedad laborales, con la pandemia del coronavirus como catalizador. De hecho, 645 000 empleados informaron de que padecían una enfermedad laboral cuyos efectos se habían visto agravados por el coronavirus —el estrés, la depresión o la ansiedad representaban menos que un 70 % de esas enfermedades—.

En la otra cara de la moneda, otras estadísticas de la HSE confirmaron la tendencia descendente experimentada en los últimos años. Según se desprende de la encuesta de población activa del Reino Unido, 441 000 personas sufrieron lesiones no mortales en el trabajo. Aunque esta cifra pueda parecer elevada, lo cierto es que el índice por cada 100 000 habitantes del Reino Unido ha ido experimentando una caída continuada y es inferior a la de muchos otros países europeos. Los índices de trastornos musculoesqueléticos también han continuado cayendo.

Los resultados muestran que las pautas de la HSE continúan funcionando de manera óptima a la hora de reducir las lesiones y los trastornos de tipo físico que se producen en los lugares de trabajo. Pero quizá ha llegado el momento de redoblar esfuerzos para prevenir y abordar los problemas relacionados con la salud mental en el ámbito laboral.

Eliminar las diferencias entre países y proveedores

Pese a una cierta mejora en el número de lesiones, los índices de enfermedades y lesiones en el lugar de trabajo todavía repercuten enormemente en las empresas y la economía. No hay datos relativos al período 2020/21, pero tan solo en 2018 se perdieron 30 millones de jornadas laborales. Sin duda se trata de una cifra que sorprende, todavía más incluso si consideramos que muchos de los casos podrían haberse evitado. Si bien los índices de lesiones del Reino Unido son inferiores a los de algunos países europeos, otros países muestran que todavía existe margen de mejora.

Nuestro reciente informe de tendencias de salud y seguridad revelaba diferencias significativas entre el número de incidencias graves notificadas por empresas del Reino Unido, España y Noruega. Las empresas españolas notificaron cuatro veces más incidencias que las británicas. Sin embargo, el contraste extremo venía de la mano de las empresas noruegas, que notificaron dos tercios menos de incidencias con lesiones que el Reino Unido.

Estas espectaculares diferencias se deben a una sencilla razón: existe una correlación directa entre el número de lesiones graves y la carencia de sistemas documentados de salud y seguridad, en particular entre las empresas españolas. Dicho de otra forma, contar con un sistema documentado de gestión en materia de salud y seguridad supone un paso de extrema importancia a la hora de incrementar la seguridad de los trabajadores. Así, las empresas que adoptan un enfoque de gestión activa de la salud y la seguridad ofrecen un entorno laboral mucho más seguro.

Los compradores otorgan cada vez más importancia a la seguridad de sus cadenas de suministro; por ello, los proveedores que no cuenten con un programa documentado de salud y seguridad verán reducido el número de licitaciones a las que podrán optar. Al mismo tiempo, aquellos proveedores que se preocupen de reforzar su programa de seguridad para anticiparse a futuros requisitos, deberán revisar el grado de exhaustividad de sus iniciativas de seguridad en materia de salud mental.

Crear una cultura de salud y seguridad

Aunque la relación entre unos buenos resultados en cuanto a seguridad y la existencia de un programa documentado de salud y seguridad está más que clara, el 21 % de nuestros proveedores aún afirma que carecen de un programa de estas características. Estos datos muestran la gran importancia que tiene, para los compradores que desean garantizar la seguridad de sus cadenas de suministro, saber cuántos de sus proveedores disponen de un programa documentado de salud y seguridad. Insistir en un sistema documentado y trabajar con proveedores seguros puede mejorar la seguridad y salvar vidas. Al mismo tiempo, saber quiénes carecen de estos programas les permitirá identificar y mitigar los riesgos que afectan a la seguridad.

Las empresas que deseen ayudar a sus proveedores a mejorar sus programas de salud y seguridad han de considerar evaluar la medida en la que cada proveedor tiene en cuenta las cuestiones relacionadas con la salud mental. Una mayor sensibilización en torno a la salud mental y su impacto sobre los empleados y la productividad puede dar lugar a un examen más detallado por parte de las partes implicadas en el futuro cercano.

En esta línea, un examen más exhaustivo representa una expectativa cada vez más común para las empresas a la hora de rendir cuentas. La ley que regula la falta de prevención en el Reino Unido (Failure to Prevent Act) implica que una empresa puede ser declarada culpable de «delito subsidiario» si no evita el delito de una «persona asociada» con ella. En ese sentido, una vía clave para evitar tal responsabilidad sería asegurarse de contar con políticas sólidas destinadas a evitar el delito en cuestión.

Garantizar el cumplimiento integral

La transparencia en torno a la salud y la seguridad es un factor esencial para toda organización compradora —y no solo para aquellas pertenecientes a sectores de riesgo elevado, como el químico, el de la energía o la ingeniería pesada—. También para muchas otras empresas, en particular aquellas con cadenas de suministro complejas con varios niveles, para las que lograr esta transparencia puede suponer todo un reto si no cuentan con el debido apoyo profesional.

En Achilles podemos ayudar a las organizaciones a garantizar el pleno cumplimiento con la legislación pertinente y auditar los sistemas de gestión de proveedores, con el objetivo de minimizar los riegos de enfermedad, lesiones y accidentes en el lugar de trabajo. En última instancia, gracias a nuestros servicios solo contratarás proveedores que respondan a tus expectativas y compartan tus valores, velando por la máxima seguridad de tu cadena de suministro, salvando vidas y evitando lesiones.

Achilles te ofrece un nivel adicional de debida diligencia, así como la agilidad y el dinamismo necesarios para que no te quedes atrás. Te prestamos nuestros servicios allá donde los necesites, con cientos de auditorías realizadas en distintos idiomas y ubicaciones. Además, nuestra experiencia en el manejo de las normas internacionales y con los organismos industriales nos permite facilitarte en todo momento las preguntas y los modelos de riesgo correctos, independientemente de lo compleja que pueda ser tu cadena de suministro.

Acabar con la incertidumbre

Nuestros servicios comienzan con un cuestionario detallado de preselección, que comprende la recopilación y verificación de datos relacionados con todos los aspectos pertinentes en materia de salud y seguridad. Hasta la fecha llevamos realizados más de 175 000 de estos cuestionarios, destinados a eliminar toda la incertidumbre derivada del trabajo con nuevos proveedores para compradores de todo el mundo y ayudar a reforzar las relaciones existentes.

Una vez en marcha la relación con un proveedor, te ofrecemos auditorías para medir la eficacia de los sistemas de gestión de proveedores y su cumplimiento. Gracias a nuestros servicios, trabajarás únicamente con proveedores que cuenten con políticas y prácticas que no solo aseguren la calidad y la conformidad de tus productos, sino que demuestren que comparten tu compromiso con la seguridad de tus empleados y contratistas.

Ponte en contacto con nosotros para obtener más información.


Reciba increíbles conocimientos en su buzón de correo cada mes

Subscribirse