Article

Los peligros del socialwashing

Los peligros del socialwashing: Actúa con autenticidad e integridad para evitar riesgos, ahorrar dinero y atraer clientes y talento

Las empresas y los consumidores detectan cada vez antes las afirmaciones engañosas, falsas o emitidas a la ligera de algunas organizaciones con respecto a sus actuaciones medioambientales y sociales.

Aquellos días en que las empresas podían hacer afirmaciones generalizadas acerca de lo que hacían para proteger a las personas y al planeta sin encontrar ninguna oposición han terminado.

Hace décadas comenzamos a oír el término greenwashing, que hacía referencia a cuando las empresas exageraban o incluso mentían acerca de sus prácticas medioambientales, como el abastecimiento sostenible o la reducción de la deforestación o de las emisiones de carbono. Hoy día se habla de muchos tipos de washing (lavado de imagen) y a menudo nos referimos a todos con la expresión genérica socialwashing.

¿Qué es el socialwashing?

Este término genérico engloba todos los tipos de actividad o, mejor dicho, inactividad ética, y va más allá del cuidado de los recursos naturales para pasar a incluir la preocupación por los derechos laborales y humanos, la igualdad de género, la esclavitud moderna y mucho más.

A pesar de la creciente concienciación en el sector de la adquisición y entre el público, todavía hay muchos ejemplos de empresas que intentan hacerse pasar por mejores de lo que son .

Greenwashing

Se ha acusado a los sectores del petróleo y el gas, por ejemplo, de practicar el greenwashing en lo que respecta a sus prácticas medioambientales por anunciarlas como más positivas para el clima de lo que realmente son. Dado que es un problema frecuente en todos los sectores, el gobierno del Reino Unido ha anunciado recientemente planes para combatir el greenwashing a través de la creación de una «taxonomía verde» en 2021: un marco común que establece los umbrales de inversión que pueden definirse como sostenibles desde el punto de vista medioambiental.

Pinkwashing

Se ha acusado al sector de la automoción de ejercer pinkwashing al mostrar su apoyo a entidades benéficas contra el cáncer de mama a pesar de los vínculos entre la enfermedad y las emisiones de los vehículos. La asociación estadounidense «think before you pink» lanzó una campaña contra Ford Motor Company en 2018, alegando que su campaña «pon freno al cáncer de mama» era hipócrita y ejercía el pinkwashing.

Rainbow-washing

En 2018, la entidad benéfica Stonewall y la cadena Primark fueron acusadas de rainbow-washing tras producir en Turquía camisetas para promover el Orgullo, ya que en este país los derechos LGBTQ+ no están todavía completamente desarrollados.

Bluewashing

Otros han sido acusados de bluewashing al usar una afiliación a Global Compact de las Naciones Unidas, quizá la mayor iniciativa de sostenibilidad corporativa del mundo, para maquillar sus afirmaciones infundadas de ejercer prácticas laborales justas y proteger los derechos humanos.

En algunos casos se trata de un esfuerzo intencionado por confundir; en otros, lo provoca la falta de concienciación o la autocomplacencia. En cualquier caso, para quienes no cumplan las exigencias del público, de los clientes empresariales o de las ONG que buscan a los peores infractores, puede significar un daño irreparable a su reputación y sus finanzas.

Haz las preguntas adecuadas, evita el riesgo

Todo esto se puede evitar con facilidad. Si se invierte una pequeña cantidad de tiempo y dinero en comprobar el rendimiento propio y el de la cadena de suministro, se pueden conseguir grandes beneficios y ahorrar cantidades incalculables en concepto de mitigación de riesgos.

Al hacer las preguntas adecuadas sobre tu empresa, tus socios y contratistas, podrás asegurarte de tomar decisiones mejores y más informadas.

Recopilamos y validamos los datos de los proveedores para ayudarte a mitigar estos tipos de riesgos. Nuestras preguntas pueden determinar qué decisiones toman los proveedores sobre temas como la reducción de emisiones de carbono o la salud y seguridad, y sobre los esfuerzos que realizan en las áreas medioambiental, social y de gobernanza corporativa (ESG).

Por ejemplo, comprobamos los certificados de los proveedores, investigamos dónde están los vacíos y los posibles riesgos, y proporcionamos recomendaciones al respecto. Si se sugiere llevar a cabo una auditoría, se visita al proveedor y se sigue una línea de investigación para garantizar que no se da nada por sentado basándose en las apariencias.

Gestiona el riesgo para ahorrar dinero

Es un proceso de mejora continua, de gestión de riesgos a través de la cadena de suministro y de ayuda a los proveedores para que mejoren sus prácticas.

Un escrutinio mayor puede incluso generar ahorro. Anglian Water, por ejemplo, ahorra dos millones de libras al año y ha reducido las emisiones de carbono de sus operaciones en más de un 60 % tras medir y gestionar de forma proactiva estas emisiones durante la última década.

La motivación puede estar en la gente, en los beneficios o en el planeta; arriesgamos mucho si lo hacemos mal, pero también obtenemos muchos beneficios si lo hacemos bien.

Para obtener más información acerca de cómo proteger tu negocio, ponte en contacto con nosotros hoy.


You might be also interested in…

Reciba increíbles conocimientos en su buzón de correo cada mes

Subscribirse