Article

Las ocho materias primas cuya escasez supone la mayor amenaza para las cadenas de suministro globales

No hace falta ser experto en riesgos de la cadena de suministro para darse cuenta del alcance de la escasez actual de materiales. Hasta hace poco, los consumidores podían confiar en que la tasa de inflación sería moderada y los precios permanecerían estables, y era posible hacer pedidos sin preocuparse por los plazos de entrega ni la extensa red de servicios necesarios para recibirlos a tiempo en su destino. Las empresas también se movían en un mercado relativamente predecible, con productos básicos que resultaban tanto asequibles como accesibles.

Pero las cosas han cambiado. Varios factores concurrentes están creando un nivel de escasez apenas visto desde que se acuñara el término «gestión de la cadena de suministro» a principios de la década de 1980, y se prevé que esta turbulencia se mantenga a medida que las consecuencias de estos desafíos empiecen a dejar su huella.

Nuestro último informe sobre el Índice de capacidad de adaptación de la cadena de suministro describe un panorama inquietante. En el 4.º trimestre de 2021, la puntuación de la capacidad de adaptación de la cadena de suministro cayó hasta un 44,9, ligeramente por encima del 40 % que marca el umbral de «alto riesgo». Además, los precios aumentaron un 12 % con respecto a los tres meses anteriores. Estas cifras han empeorado desde que Rusia invadiera Ucrania en febrero.

Un hecho preocupante es que muchos de estos obstáculos tienen un impacto directo sobre los mercados secundarios. Este blog pronostica qué materias primas escasearán más, y en particular las que suponen una mayor amenaza para el crecimiento en condiciones cada vez más inciertas.

Estaño

El del estaño es un mercado relativamente pequeño, pero en la actualidad se está viendo sometido a uno de los períodos de presión más prolongados. Los precios alcanzaron el cénit con los 39 150 USD por tonelada de noviembre del año pasado, y han seguido la misma tónica en 2022. La principal responsable del repunte es la alta demanda por parte del sector de la electrónica, donde se utiliza para soldar placas de circuito impreso (PCB). También las bajas cifras de producción de metales han contribuido a la escasez actual.

Molibdeno

De forma muy similar al estaño, el molibdeno se ha visto sometido a una veloz subida de precios y alcanzó un pico de 45 USD por barril en octubre de 2021. Se obtiene principalmente como subproducto de la extracción de otros metales y se utiliza como aleación. China ha adquirido una gran parte del suministro mundial de molibdeno para sus grandes proyectos de infraestructura, donde se utiliza para endurecer el acero y hacerlo más resistente a la corrosión.

Litio

El fuerte aumento en la demanda de vehículos eléctricos y la transición energética están alimentando la especulación con el litio a gran escala. El precio de este metal plateado ha estallado, y China ha adquirido gran parte de los proyectos activos de todo el mundo. La demanda sigue superando la oferta durante la lenta apertura de nuevas minas.

Petróleo y gas

Quizás la escasez más visible sea la del petróleo crudo y el gas natural, cuyos precios se desataron durante el 4.º trimestre de 2021 y han continuado la misma trayectoria en 2022. La invasión de Ucrania no ha hecho más que recrudecer la inestabilidad, ya que muchos países están intentando evitar adquirir sus suministros de Rusia (que es el segundo productor mundial) como parte de las sanciones impuestas al país.

Madera

La madera ha servido tradicionalmente como barómetro de las tendencias de los productos básicos, y ha seguido una trayectoria similar a la del mercado de los metales. Aunque había indicios de que la situación estaba mejorando, en marzo de 2022 alcanzó el precio más alto de la historia, con 1686 USD por 305 m de tablero, lo que supone un aumento del 406 % en comparación con las cifras de hace un año. Los impuestos, las condiciones adversas y las deficiencias de logística han contribuido a esta situación.

Níquel

El níquel es imprescindible para la producción de acero inoxidable, así como para la fabricación de vehículos eléctricos. Sin embargo, en marzo los precios superaron los 100 000 USD por tonelada por primera vez, sobre todo como consecuencia del conflicto en Ucrania. Esto supone un salto de 72 000 USD desde finales de 2021. Pese a que Rusia es el tercer mayor productor de níquel, la ralentización del sector de la construcción en China podría compensar en parte la demanda.

Zinc

Los precios del zinc siguieron subiendo paulatinamente en 2021 en Europa ante una oferta exigua. Los mercados de China y EE. UU. también se estancaron, con tan solo actividad puntual limitada. Se ha culpado de la falta de zinc refinado a la escasez de existencias y al prohibitivo coste de la energía, lo que ha dejado a muchas empresas sin un material clave para la fabricación de aleaciones.

Trigo

A Ucrania se la conoce como «el granero de Europa» por sus vastos campos de tierra oscura y fértil donde se cosecha gran parte del trigo de todo el mundo. Como es natural, la reciente invasión del país ha dado pie a la inquietud por la seguridad alimentaria mundial, en buena parte porque otros productores clave han pronosticado un déficit. El alto coste del combustible y los fertilizantes han disuadido a muchos agricultores de plantar pese a la subida del precio del trigo.

Si le preocupa el impacto de la escasez actual de productos básicos sobre su negocio, póngase en contacto para hablar con nuestro equipo de expertos.


Reciba increíbles conocimientos en su buzón de correo cada mes

Subscribirse