La industria minera sudamericana: oportunidades para compradores en 2019

22 Mar 2019
Artículo por Achilles

2019 puede ser un año importante para la industria minera sudamericana, una región que cuenta con un gran potencial que ya está siendo explorado. Sin embargo, es posible que las compañías mineras no vean ningún cambio en cuanto a ganancias e inversión, por el probable estancamiento de los precios del metal, la preocupación cada vez mayor en torno al crecimiento económico mundial y la demanda de productos básicos.

El mercado se mueve con mayor cautela y eso ha ralentizado el desarrollo de nuevos proyectos en los últimos años, pero también ha propiciado que muchas compañías mineras se concentren más en optimizar sus operaciones y en reducir costos.

En este contexto, las empresas necesitan una gestión más efectiva de las cadenas de suministro mineras, con objeto de mejorar la eficacia de su trabajo. Por consiguiente, el presente periodo de cambio representa desafíos, tanto para las compañías mineras consolidadas como para las recién llegadas al mercado, pero también una cantidad considerable de oportunidades.

Una industria cambiante

A finales de 2018 presenciamos un descenso de los precios del metal, y si bien las previsiones de 2019 no sugieren el mismo escenario, tampoco es probable que aumenten significativamente. Los precios del cobre, del oro, de la plata, del zinc y del hierro, productos todos ellos importantes para la industria minera sudamericana, están empezando 2019 más bajos que a principios del año anterior.

Pero el cambio no solo se debe a los precios. La tendencia al aumento de los costos laborales y al descenso de la productividad ha hecho que los precios de la minería sudamericana empiecen a perder competitividad respecto de los de otras regiones. La Comisión Chilena del Cobre considera que en las operaciones llevadas a cabo en el país se está empleando a más del doble de las personas necesarias para mantener y manejar camiones de las que se emplean en Australia.

La situación en otras partes de la economía mundial también está obligando a las compañías mineras del sur del continente a ser más cautelosas. Es el caso, por ejemplo, del efecto de las continuas guerras comerciales entre China y Estados Unidos en los precios y en los costos operativos. Nuestras investigaciones han revelado que el 80 % de los códigos de productos básicos a los que seguimos la pista, industria pesada y servicios incluidos, se verán probablemente afectados por la introducción de un arancel del 25 % sobre el acero y de un 10 % sobre el aluminio. Este efecto parece estar tan generalizado que incluso impactará a industrias no directamente relacionadas con estos metales.

La consecuencia de todo esto es la ausencia de inversión en proyectos, especialmente en los relacionados con la exploración. Esto no solo se debe a la incertidumbre de los precios a corto plazo, sino al creciente número de obstáculos a los que se enfrentan los proyectos a la hora de operar en línea. Los nuevos proyectos en Sudamérica están sufriendo igualmente un descenso en la ley (concentración) de los minerales, lo que aumenta tanto la intensidad de capital como la huella medioambiental y hace más difícil asegurar el tipo de rendimiento que requieren las empresas.

Explorando oportunidades

Para los compradores, se diría que estos factores hacen que los nuevos proyectos de exploración en Sudamérica se conviertan en una importante prioridad, a pesar de la presión de los precios y los costos. Muchas áreas de la región aún están sin explorar en gran medida y el sector no ha sido testigo del tipo de actividad que se aprecia en otras áreas como Canadá o Australia. 2019 podría ser un año importante para los compradores: un año en el que sentar las bases para un futuro crecimiento.

Nosotros esperamos ver un buen número de oportunidades para las empresas compradoras. La región produce ya el 45 % del cobre mundial, el 50 % de la plata, el 26 % del molibdeno, el 21 % del zinc y el 20 % del oro. Teniendo en cuenta la cantidad de territorio aún por explorar, la región podría convertirse en un centro de suministro mundial de metales todavía más importante.

Por toda Sudamérica comienzan a surgir proyectos de exploración a gran escala. Brasil está preparando la subasta de seis áreas hasta ahora inexploradas en 2019, que su servicio geológico considera de un potencial significativo en cuanto a la producción de cobre, oro, fosfato y otros materiales. En 2017, más de 300 empresas invirtieron 2800 millones de dólares en proyectos de exploración en Chile, Perú y México. Cualquier comprador con ambición de extender sus operaciones encontrará suficientes oportunidades en la región, siempre y cuando sea capaz de afrontar y superar los retos que esta le presenta.

Una parte importante de este proceso consiste en adoptar un punto de vista más proactivo en materia de gestión de cadenas de suministro mineras. En un sector como el de la minería, una cadena de suministro eficaz ayudará no solo a ofrecer a los operadores una ventaja competitiva, sino que les hará más productivos y eficientes.

Reducir costos

Construir el tipo de relación de colaboración apropiado exige al proveedor demostrar su valor. Aquí es donde entramos nosotros, ayudando a compradores y operadores sudamericanos como Chinalco, Tahoe, Antamina o Anglo American a encontrar exactamente el tipo de proveedores que necesitan. Una cadena de suministro construida sobre una buena relación permite a compradores y proveedores trabajar juntos para agilizar e integrar sus procesos, así como negociar posibles concesiones de precios.

Aumentar la visibilidad

Las compañías mineras que trabajan con varias cadenas de suministro en diferentes territorios suelen pensar que la información tiende a quedar aislada. Es posible que distintos equipos estén utilizando distintos sistemas y gestionando las relaciones con los proveedores de maneras diferentes. Esto puede llevar rápidamente a la ineficiencia y al agotamiento de los recursos.

Una encuesta de IBM ha revelado que el 75 % de las cadenas de suministro del sector de la minería y los metales considera que la visibilidad es el factor más importante. Nosotros te ayudamos a obtener una visión clara de dicha cadena de suministro, reuniendo a todos los actores en un mismo lugar, facilitando la comunicación, y asegurándonos de que la información esté siempre al alcance de quienes la necesitan.

Lograr la eficacia

Nuestras redes profesionales apoyan la creación de cadenas de suministro más eficientes en todo el mundo. Compradores y proveedores trabajan a partir de una base de indicadores comunes, de la confianza y de la información compartida, para facilitar el aumento de la productividad y acabar con el aislamiento.

Al asegurarnos de que los proveedores de nuestras redes profesionales satisfacen las necesidades de los compradores y los reguladores, hacemos más fácil la creación de cadenas de suministro mineras preparadas para beneficiarse de las oportunidades que les ofrecerá el mercado sudamericano este año.

 



Reciba increíbles conocimientos en su buzón de correo cada mes

Subscribirse