La digitalización y el futuro de la cadena de suministro de petróleo y gas

Article by Achilles

El Foro Económico Mundial considera que la digitalización es una oportunidad de 1 billón de dólares para las empresas de petróleo y gas. El uso de las nuevas soluciones digitales destinadas a áreas como la gestión del ciclo de vida de los activos, la colaboración y el compromiso con los clientes puede ayudar a las empresas de petróleo y gas de Europa a transformar sus modelos operativos y empresariales.

Aún así, no es algo tan simple como añadir soluciones digitales y esperar que funcionen como por arte de magia.

En el sector del petróleo y el gas existe una serie de barreras por superar, barreras que explican su retraso respecto a otros sectores en la digitalización de sus cadenas de suministro. En primer lugar, los marcos reglamentarios del sector no se crearon teniendo en cuenta el tipo de uso compartido de datos que vemos actualmente. En segundo lugar, ha habido una ausencia de estandarización y de uso compartido de los datos en todos los ecosistemas del sector; con frecuencia, las prisas por encontrar petróleo hacen que se dé prioridad a la velocidad sobre la eficacia, cosa que genera un aumento de costes.

Si bien las empresas de petróleo y gas aún tienen dudas sobre la digitalización, en otros sectores las ventajas son cada vez más claras. La digitalización representa una oportunidad clara para las empresas en fase de producción y para el conjunto de la cadena de suministro del petróleo y el gas.

A continuación veremos cómo el sector puede empezar a ponerse al día.

Posibles ventajas para las empresas petroleras en fase de producción

Para las empresas europeas de petróleo y gas en fase de producción, la digitalización podría suponer un ahorro de hasta 73 000 millones de dólares al año. La prospección y la producción de petróleo y gas exigen el análisis de tremendas cantidades de datos geológicos y sísmicos, así como cadenas de suministro complejas conformadas por plataformas marinas y otros complejos recursos. Además, los proyectos suelen desarrollarse en entornos de riesgo alto.

La consultoría energética Wood Mackenzie cree que la clave para reducir los costes y riesgos consiste en aprovechar las soluciones digitales de otros sectores, en lugar de depender de estrategias internas. Sectores como el de la fabricación y el comercio al por menor han sido testigos de una gran aceptación de las soluciones digitales, lo que ha ayudado a mejorar las reacciones ante la demanda, prever posibles obstáculos y aumentar su eficiencia.

Los conocimientos que ofrecen estos sectores podrían aplicarse a las cadenas de suministro de petróleo y gas en fase de producción.El análisis avanzado de datos es un elemento importante que ayuda a las empresas a evitar posibles y costosas interrupciones, mientras que, por su parte, el mantenimiento preceptivo puede reducir considerablemente el tiempo de inactividad de las instalaciones. Los costes de producción pueden rebajarse mediante la introducción del aprendizaje automático y el Internet de las cosas (IoT).

Nos encontramos en medio de un periodo de intensa innovación tecnológica. Ya sea en sectores como la energía o la asistencia sanitaria, tanto las empresas de nueva creación como las consolidadas están incorporando soluciones que transforman la forma en que los sectores trabajan habitualmente. Lo mismo deberían hacer las empresas de petróleo y gas.

Digitalización de cadenas de suministro: una oportunidad clave

Además de cambiar la forma de encontrar y extraer petróleo y gas, la digitalización podría tener efectos a gran escala en el funcionamiento de las cadenas de suministro del sector. La gran cantidad de innovaciones tecnológicas que están surgiendo presagia un formato de cadenas de suministro menos lineal y más interconectado. La digitalización puede ayudar a compradores y proveedores a interconectarse y colaborar con mayor eficiencia a la hora de tomar decisiones mejor fundamentadas o de romper el aislamiento funcional que hasta ahora ha impedido el uso compartido de datos.

Evidentemente, nos parece una buena noticia; sin embargo, una encuesta realizada por McKinsey en 2017 reveló que la mayoría de las cadenas de suministro solo alcanzaba un nivel de digitalización del 43 %, a pesar de que muchos de los encuestados mencionaron la transparencia de la cadena de suministro como un objetivo operativo clave. Las empresas de petróleo y gas de Europa están ignorando una herramienta fundamental para la consecución de este objetivo, y el motivo de ello podría ser una serie de desafíos frecuentes asociados con las compras.

A menudo los responsables de la toma de decisiones sobre compras son conscientes del beneficio que supondría para sus operaciones una solución digital, pero la falta de presupuesto y urgencia organizativa, así como el problema de integrar tecnología nueva en sistemas existentes, suele interponerse en el camino. Este factor hace aún más crucial la tarea de identificar claramente las soluciones digitales adecuadas y sus ventajas.

Aportar valor a la cadena de suministro de petróleo y gas

Uno de los elementos clave para aumentar la digitalización de las cadenas de suministro de petróleo y gas consiste en informar de sus ventajas. Echemos un vistazo rápido a algunas de las tecnologías fundamentales:

Inteligencia artificial (IA)

La principal ventaja de la IA proviene de la automatización de procesos repetitivos y laboriosos, como la evaluación y preselección de proveedores. Trasladar estas tareas a sistemas automatizados inteligentes podría suponer un importante ahorro de tiempo y costes.

Pero los beneficios no terminan ahí. Los asistentes personales virtuales y los asesores de compras cognitivos también son capaces de proporcionar resúmenes de auditorías y ofrecer recomendaciones sobre proveedores cualificados, rendimiento y gestión de riesgos. La IA también puede llevar la toma de decisiones de una organización al siguiente nivel, analizando datos históricos, puntos de fallo conocidos, datos sísmicos y geológicos y otros datos relevantes en cuestión de segundos.

Macrodatos y análisis predictivo

Las cadenas de suministro del sector del petróleo y el gas a nivel global son excesivamente complejas y, a menudo, exigentes.Los análisis de datos avanzados pueden ayudar a los compradores a recopilar, verificar y utilizar enormes cantidades de datos. Esto conlleva una serie de ventajas, como el hecho de homogeneizar la incorporación de los proveedores y de abordar obstáculos habituales como la gestión deficiente de los inventarios o el retraso de los envíos.

Un uso mejorado de los datos puede acelerar en gran medida la elaboración de perfiles de proveedores y el proceso de incorporación. Las bases de datos de proveedores que permiten a los equipos de compras buscar empresas con rapidez para encontrar la información que necesitan, como la preselección, la conformidad y la información financiera, centralizan todos los datos necesarios en una sola ubicación.

Internet de las cosas (IoT)

La informática en la nube y el IoT están fusionándose para crear redes de trabajadores y dispositivos conectados en cada fase de la cadena de suministro del sector del petróleo y el gas. Las dos ventajas principales son la gestión a distancia del personal y la supervisión en tiempo real de procesos y equipos. Gracias a la informática en la nube, es posible coordinar de manera centralizada las operaciones de trabajadores distribuidos por amplias áreas de trabajo. Asimismo, los responsables de sede disponen de una perspectiva en tiempo real de todos los aspectos de sus operaciones de manera segura y auditable.

El desafío para los profesionales de las compras

Aunque las ventajas de la digitalización son evidentes para las empresas de petróleo y gas europeas, ello no garantiza su facilidad de implementación para los equipos de compras. Para estos, aunque consigan asegurar el presupuesto necesario y la implicación de la dirección, y luego se esfuercen por integrar las nuevas soluciones en sus sistemas existentes, la digitalización puede seguir siendo un auténtico desafío.

Por ello, es importante aprovechar la experiencia y los conocimientos que otros sectores han acumulado durante años aplicando soluciones digitales a sus cadenas de suministro. Compartir información y aprender de las mejores prácticas del propio sector y de fuentes externas será fundamental para superar estos retos y aprovechar todo el potencial de la digitalización.

Nosotros podemos ayudarte a liderar el proceso de digitalización de tu cadena de suministro. Nuestros conocimientos y experiencia intersectoriales nos permiten aprender de las mejores prácticas que se aplican en el mundo de la gestión de las cadenas de suministro y las compras.

Nuestra búsqueda conjunta de Petróleo y Gas Europa reúne a las redes profesionales JQS y FPAL de Achilles, para que compradores de toda Europa puedan colaborar. Por ejemplo, mientras muchas empresas de petróleo y gas se pasan al sector de las renovables, intentan sacar partido del elevado nivel de experiencia y conocimientos que los operadores del Reino Unido y Noruega han obtenido gracias a décadas de trabajo en el Mar del Norte. El del petróleo y el gas es un sector global, pero sigue dependiendo de la experiencia y los conocimientos locales para conseguir los mejores resultados. Ese es exactamente el objetivo de nuestras redes profesionales.

La digitalización representa una gran oportunidad para el sector del petróleo y el gas, de la que aún no se ha sacado partido. Esperamos que esto empiece a cambiar en breve.



Reciba increíbles conocimientos en su buzón de correo cada mes

Subscribirse