Article

Informe del IPCC: La crisis climática supone un «código rojo» para la humanidad

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), publicó un informe el pasado 9 de agosto en el que se señala a las actividades humanas como responsables de los gases invernadero que han provocado daños sin precedentes al medio ambiente.

El IPCC, compuesto por 195 Gobiernos, es considerado hoy como una de las fuentes de ciencia climática de mayor credibilidad; el informe «supone un código rojo para la humanidad», en palabras del máximo responsable de Naciones Unidas.

El informe del IPCC es el primer estudio a gran escala de la ciencia del cambio climático que se publica desde 2013, publicación que llega menos de tres meses antes de la COP26, la importante cumbre del clima que se celebrará próximamente en Glasgow (Reino Unido).

Subida de las temperaturas

Se calcula que las actividades humanas han causado un calentamiento global de en torno a 1 °C por encima de los niveles preindustriales. Si continuamos al ritmo actual, es probable que dicho calentamiento alcance los 1,5 °C entre 2030 y 2052.

La mayor consecuencia de ello será una subida del nivel del mar que afectará a la biodiversidad y a los ecosistemas, así como la pérdida y la extinción de diversas especies, tanto terrestres como de agua dulce, y de los ecosistemas costeros.

Asimismo, se prevé que el incremento de la temperatura del planeta de 1,5 °C, y posteriormente de 2 °C, llevará consigo un aumento de los riesgos relacionados con el clima para la salud, el sustento, el suministro de agua, la seguridad humana y el crecimiento económico.

Reducción de las emisiones de carbono

El informe IPCC nos dice que para limitar las peores consecuencias del cambio climático, debemos alcanzar las cero emisiones netas lo antes posible. Reducir nuestras emisiones de carbono influirá positivamente en la reducción de las temperaturas globales.

El informe dice: «Alcanzar y mantener las cero emisiones antropogénicas netas de CO2 y reducir el forzamiento radiativo neto no generado por el CO2 detendría el calentamiento global antropogénico».

La conclusión es simple: no podemos esperar a 2050, fecha estipulada por el Acuerdo de París y la legislación del Reino Unido. Las organizaciones deben tomar medidas para reducir sus emisiones de carbono hoy mismo.

Energía verde

Una de las formas de reducir las emisiones de CO2 ocasionadas por el ser humano es la transición a las energías renovables. El cambio de los sectores de energía tradicionales a la «energía verde» abrirá muchas e interesantes puertas a la colaboración intersectorial y al desarrollo empresarial. También potenciará la innovación en tecnología y rendimiento de bajas emisiones de carbono, lo que supondría beneficios sociales, económicos y ambientales a largo plazo.

Nuestra nueva red de energía verde se utilizará en las empresas de energía eólica tanto marítima como terrestre, energía solar, energía undimotriz, energía hidroeléctrica y otras empresas de renovables, y hará posible la transición a una cadena de suministro limpia y ecológica.

Apúntate a Achilles Connect: Evento sobre sostenibilidad energética | 22-23 de septiembre

Nuestro evento en línea sobre sostenibilidad energética reunirá a compradores, proveedores y expertos de los sectores de los servicios públicos y del gas y el petróleo; nuestro objetivo es promover la sostenibilidad en la cadena de suministro, la transición hacia las energías ecológicas y la evolución hacia las cero emisiones netas en el sector energético. Reserva tu plaza gratuita hoy mismo, y únete a nosotros en nuestro viaje hacia un futuro sostenible de energía limpia y ecológica.


You might be also interested in…

Reciba increíbles conocimientos en su buzón de correo cada mes

Subscribirse