La importancia de la responsabilidad social corporativa y el mapeo de la cadena de suministro

7 Feb 2014
Artículo por Achilles

El mapeo de la cadena de suministro es importante para que las empresas materialicen sus políticas de responsabilidad social corporativa.

El Chartered Institute of Purchasing and Supply considera que la sociedad social corporativa (RSC) es la «cuestión primordial por su papel a la hora de ayudar a las organizaciones a aumentar la prosperidad de forma responsable”. Las organizaciones, al incorporar la ética en la actividad comercial, pueden crear beneficios para el público, mejorar su imagen y ayudar a erradicar conductas negativas.

A menudo, los compradores son los que más se comprometen con la RSC, y la mayoría de las empresas tienen implantadas políticas para evitar la esclavitud en la cadena de suministro, reducir la huella de carbono y promover el abastecimiento sostenible.

No obstante, para aplicar correctamente las políticas de RSC, los compradores deben tener una vista de 360 grados de sus redes de proveedores más allá del primer nivel. La visibilidad y la transparencia son fundamentales, y el mapeo de la cadena de suministro es una manera de implementarlas.

Esta funcionalidad permite a las empresas gestionar los riesgos en cadenas de suministro mundiales y complejas, lo cual fortalece a las empresas con información sobre las empresas a las que les compran y, a su vez, a las empresas que suministran a sus proveedores a lo largo todo el recorrido hasta el final de la cadena.

El mapeo de la cadena de suministro de Achilles ayuda a los compradores a conocer sus redes más allá de los proveedores del primer nivel. Las empresas ganan visibilidad de su cadena de suministro por código de producto, con una serie de herramientas de búsqueda, filtrado y visualización que les ayudan a gestionar los datos.

La función de mapeo recopila información sobre las relaciones con los subproveedores y los vínculos. Se les formulan preguntas a los proveedores relacionadas con su empresa; entre ellas, sobre las relaciones entre los productos que venden y los que compran.

Nuestras soluciones aportan claridad sobre quién integra la cadena de suministro de un comprador, destacan los posibles puntos de fallo, facilitan información para respaldar la mitigación de riesgos, aumentan el conocimiento sobre la manera en que los eventos mundiales podrían producir interrupciones y revelan claras interdependencias en la cadena de suministro.

Al escribir sobre la gestión del suministro, Luis Olivie, director de desarrollo empresarial mundial de Achilles, explica que existen algunos consejos que las empresas pueden seguir cuando se trata del mapeo de la cadena de suministro.

En primer lugar, las empresas tienen una necesidad clara de reconocer los riesgos, pero, además, ha de generarse una visibilidad que se expanda por las redes. En una investigación de Achilles se indica que el 40% de las empresas que compran solo en el Reino Unido no poseen información sobre los proveedores de segundo nivel. Y lo que es más, una de cada cinco empresas no dispone de información acerca de sus proveedores de segundo nivel en todo el mundo. Las organizaciones deben mapear su cadena de suministro y, a continuación, garantizar la implantación de políticas que respalden la visibilidad en todo momento.

Según Olivie, los mapas de cadenas de suministro con más éxito son aquellos que se realizan con la ayuda de los proveedores. Esto exige que los compradores expliquen con claridad a los socios su planteamiento y los beneficios de una mayor transparencia. La mayoría se verán atraídos por la oportunidad de obtener una perspectiva de sus propias cadenas de suministro, lo que, a su vez, les ayudará a generar resiliencia.

No cabe duda de que los compradores podrían observar alguna reticencia en los proveedores, explica Olivie. Es probable que este sea el caso si hay información confidencial de por medio. Por consiguiente, las empresas han de cerciorarse de que sus socios controlen el acceso a la información y disfruten de una total confidencialidad.

No obstante, el trabajo colaborativo puede facilitar mucho lo que parece un trabajo ingente. De hecho, algunos sectores comparten los mismos proveedores, así que existen oportunidades de trabajar colectivamente.

Olivie señala que la mejor manera de hacerlo es por medio de una comunidad colaborativa, en la que las empresas trabajen juntas para dividir costes y tiempo.



También podría interesarle...

Reciba increíbles conocimientos en su buzón de correo cada mes

Subscribirse