Impacto de la COVID-19 en el sector del petróleo y el gas

Article by Achilles

Fecha: 28 de abril de 2020 | Tiempo de lectura: 5 minutos

En enero publicamos información sobre las tendencias clave para el sector del petróleo y el gas en 2020.  Desde entonces hemos presenciado por primera vez un precio negativo del crudo, al haberse desplomado el lunes 20 de abril de 2020 hasta los -37.06 USD por barril. Con la caída de la demanda, en Latinoamérica se espera una reducción en los ingresos fiscales de distintos países que dependen del valor de sus exportaciones de crudo, lo cual impactará de manera negativa sus finanzas públicas. Además, se prevé que distintas empresas del sector cambien sus planes, posterguen inversiones y reduzcan actividades y subcontratación.

Somos conscientes de que se trata de una situación estresante para los empleados y las pequeñas empresas que trabajan el sector. Si echamos la vista atrás, las comunidades de gas y petróleo de Achilles se crearon en 1997, cuando el precio del crudo era de tan solo $10 el barril y la drástica reducción del personal dificultó aún más la recuperación a largo plazo, pero eso solo es una parte de una situación mucho más amplia que es necesario abordar.

La COVID-19 se está convirtiendo en el foco de atención de las conversaciones sobre la cadena de suministro, y está afectando a numerosos ámbitos comerciales. A los proveedores les está costando mantenerse a flote con el precio negativo del crudo. Esto plantea la siguiente pregunta: ¿siguen siendo relevantes las tendencias clave que previmos en enero?

¿Siguen siendo relevantes las tendencias clave con el impacto de la COVID-19 en el sector del petróleo y el gas?

Es posible que las tendencias clave para el sector del petróleo y el gas en 2020 hayan cambiado de contexto, pero los temas relacionados con la previsión siguen estando vigentes durante esta crítica situación.

Liderazgo en diversificación energética

Los compromisos de América Latina y el mundo para alcanzar un balance neto de emisiones cero para el 2020 siguen vigentes, lo que sigue presionando a las empresas a reducir la huella de carbono de sus propias operaciones al tiempo que buscan soluciones que satisfagan las necesidades energéticas futuras del planeta.

Puede que los proyectos de petróleo y gas se hayan pospuesto y que la demanda de crudo haya caído, pero las necesidades energéticas no han cambiado. Cada empresa y cada hogar necesitan energía para funcionar. Para sobrevivir al impacto de la COVID-19 en el sector del petróleo y el gas y al precio negativo del crudo, las empresas tienen que diversificar con mayor rapidez y de maneras más inteligentes para mantener el ritmo y satisfacer las necesidades energéticas globales. La capacidad de adaptarse rápidamente a unas condiciones cambiantes es fundamental para la supervivencia.

Salud y seguridad ante todo

Con medidas que van desde lavarse las manos hasta el distanciamiento social, hemos visto cómo distintos países alrededor del mundo han impuesto una cuarentena por los problemas de salud y seguridad relacionados con la COVID-19, lo que está afectando a las operaciones habituales de petróleo y gas.

Pero el impacto de la COVID-19 va mucho más allá. Una reciente encuesta realizada por Deltapoll indica un cambio significativo en la opinión pública, lo que probablemente afectará a las prioridades actuales de lo que se consideran formas saludables de trabajar.  Por ejemplo, casi el 60% de los encuestados considera que los viajes internacionales y la vida laboral cambiarán para siempre. No solo aumentará tanto el coste como los inconvenientes de los viajes internacionales, sino también el riesgo asociado.

A pesar de estas opiniones, creemos que es muy poco probable que todas las operaciones se descentralicen. Por lo tanto y más que nunca, será fundamental que todos los profesionales del sector del petróleo y el gas cuenten con socios globales de confianza que les ayuden a supervisar exhaustivamente un conjunto internacional y diverso de proveedores y a redefinir el significado de la seguridad para el sector.

Cadenas de suministro con mayor capacidad de adaptación

Los proveedores, a su vez, cuentan con otros proveedores, por lo que desarrollar la capacidad de adaptación en tu propia cadena de suministro es de vital importancia para sobrevivir al impacto de la COVID-19 en el sector del petróleo y el gas.

En enero, destacamos la capacidad de recuperación financiera de los proveedores de petróleo y gas cuando un 25% registró pérdidas en su último ejercicio contable.  En un mundo en el que la actividad se ha interrumpido, el crédito escasea y el flujo de caja sufre, es más importante que nunca.  Si esta tendencia continúa, las cadenas de suministro podrían contraerse con el cierre de empresas debido al precio negativo del crudo. En este entorno, cada vez es más importante que los compradores y proveedores estén bien conectados dentro del sector.

Aunque pueda parecer ilógico, resulta más importante que nunca reforzar la visibilidad de todos los productos y servicios que proporcionas ante los compradores relevantes, ya que hemos detectado que los compradores han realizado más búsquedas de datos de la comunidad Achilles en marzo de 2020 (en comparación con febrero), impulsados por la necesidad de identificar fuentes adicionales de suministro para ayudar a mantener el flujo de mercancías en áreas muy afectadas. Un ejemplo lo tenemos en ENI, que están  Otro ejemplo son las empresas de construcción en el Reino Unido, a las que se insta a donar equipos EPI a los servicios sanitarios locales debido a la escasez internacional de dichos equipos. Ahora los usuarios de Achilles pueden acceder a nuestro centro de ayuda COVID-19 para hacer consultas sobre su cadena de suministro y las maneras en qué podemos ayudarlos durante esta etapa crítica.

Colaborar para enfrentarse a los retos

Cerca del 56 % de los proveedores de nuestra red en las zonas más afectadas son pequeñas empresas o microempresas. Para sobrevivir al impacto de la COVID-19 en el sector del petróleo y el gas y al precio negativo del crudo, los proveedores tienen que colaborar y compartir prácticas recomendadas; las nuevas tecnologías y la formación serán más importantes que nunca para superar juntos esta situación.

Únete a nuestro seminario web el 07 de mayo a las 10 de la mañana (CDT), en el que plantearemos cómo gestionar la cadena de suministro en tiempos del COVID-19. Nuestros expertos analizarán los retos a los que se enfrentan las empresas, como la insolvencia, el flujo de caja y la fuerza mayor, así como la importancia de la visibilidad junto con consejos prácticos que puedes aplicar desde hoy mismo.



Reciba increíbles conocimientos en su buzón de correo cada mes

Subscribirse