El efecto de los «factores humanos» en la gestión de la cadena de suministro

Article by Achilles

El modo en que se conciben las herramientas, el material de trabajo, los procesos y los entornos de trabajo puede influir notablemente en la toma de decisiones, el rendimiento y la seguridad. Se trata de «factores humanos» que merece la pena tener en cuenta para ser conscientes de las capacidades y las limitaciones de los trabajadores, y, por consiguiente, del rendimiento general de una empresa.

Precisamente, para ayudar a maximizar la seguridad y la productividad en su entorno de trabajo, las empresas deberían estudiar el impacto que tienen estos factores humanos en la gestión de su cadena de suministro. Además, existen otros factores de tipo medioambiental, organizativo o específicos de una función concreta, así como otras características, colectivas o individuales, que también influyen igualmente en el modo en que los trabajadores se comportan a nivel local. Las empresas que entienden la influencia del comportamiento humano en el trabajo están en mejor situación de alcanzar una mayor productividad y calidad, garantizando al mismo tiempo una mejor salud y seguridad en el ámbito laboral.

Seguridad y cultura laborales

La mejor manera de reducir los accidentes en el lugar de trabajo es asegurándote de que cada una de las personas que trabaja cuenta con el nivel de competencia adecuado, algo que puede resultar mucho más fácil en los empleados que en los contratistas. Estos te aportan un montón de ventajas, como la capacidad de ajustar operaciones rápidamente y aumentar los conocimientos y capacidades de tu equipo, pero también pueden acarrear riesgos. Así, nuestros estudios demuestran que el trabajo al que están expuestos los contratistas supone el doble de riesgo de el de los empleados.

En cualquier caso, trabajemos con contratistas o no, existen dos grandes factores que contribuyen a una cultura eficaz en materia de salud y seguridad en el trabajo. En primer lugar, la selección, la coordinación, la supervisión y la evaluación del personal son factores de enorme importancia. Si tu equipo directivo no está al corriente en todo momento de lo que sucede en el lugar de trabajo, sencillamente no estará en disposición de garantizar que se está trabajando correctamente. En segundo lugar, todo el mundo debe conocer perfectamente las reglas, los procedimientos, los riesgos y las situaciones de emergencia del lugar en cuestión. Si tus contratistas no tienen una idea clara de lo que esperas de ellos, tu gestión de riesgos puede tener lagunas. En ese sentido, la organización de auditorías periódicas sobre salud y seguridad, como nuestras Auditorías de cumplimiento IOGP 423, constituyen un importante modo de valorar, de manera independiente e imparcial, tus políticas y tu rendimiento, y, además, pueden proporcionarte una valiosa visión de las áreas de mejora.

Rendimiento

Una de las principales ventajas de prestar atención a los factores humanos es que te hacen reflexionar sobre esas fuerzas invisibles que influyen en la toma de decisiones. Por mucho que lleves un registro de las horas trabajadas y analices los resultados obtenidos, esa información no te dirá cómo influyen en la salud y seguridad laborales factores como la carga de trabajo, el estrés, el cansancio y la presión.

Creemos que a menudo se subestima la relación entre bienestar y productividad. En los últimos 35 años hemos visto cómo ha disminuido la frecuencia de los accidentes en todos los sectores que supervisamos. Esto se debe en gran medida a una mayor concienciación en cuanto a la necesidad de promover tanto el bienestar como la seguridad. Tener trabajadores descontentos o enfermos puede ser sinónimo de absentismo o presentismo, y ambos acabarán por perjudicar a tus operaciones.

La organización de formaciones y evaluaciones periódicas puede servir no solo para ayudar al empresario a detectar el modo en que los factores humanos aumentan los riesgos, sino también para ayudar a los trabajadores a anticiparse a esos mismos riesgos. Del mismo modo, es igual de importante entender cómo las herramientas y procesos que utilizan los empleados influyen en su manera de trabajar. No será difícil verse estancados en determinadas formas de trabajar, puesto que son las formas que se han utilizado siempre, pero piensa que de este modo puedes estar exponiendo a tus trabajadores a un riesgo innecesario. Tampoco hay por qué pensar que necesitas grandes cambios, pues siempre solemos ver pequeños ajustes en nuestros procesos de trabajo o herramientas capaces de crear grandes avances en materia de seguridad y productividad.

Gestión de riesgos

Un sistema eficaz de seguimiento de incidencias y la preselección de trabajadores son dos herramientas que pueden ayudarnos a mejorar la salud y la seguridad en el trabajo. Utilizarlas bien puede ayudar a las empresas a reducir los riesgos laborales.

Herramientas como Achilles Controlar ayudan a asegurarnos de que cada persona y proveedor posee la experiencia, las competencias y las aptitudes que requiere en el lugar en el que trabajan. Sin ellas, las empresas estarán asumiendo un riesgo cada vez que un nuevo contratista sin la suficiente cualificación ponga el pie en cualquier lugar de trabajo. Los datos que habremos obtenido a través de la preselección, así como la posibilidad de identificar accidentes que hayan provocado pérdidas de tiempo, suponen una increíble fuente de información sobre la manera en que el personal trabaja realmente.

«Si prestamos la atención necesaria a la interacción entre las personas y los elementos tecnológicos y organizativos de un sistema, seremos capaces de aumentar considerablemente la productividad y la fiabilidad de ese sistema». IOGP

Si conoces bien a las personas que trabajan para ti y cuáles son los problemas y los retos a los que se enfrentan, tus sistemas y políticas de gestión de cadenas de suministro se adaptarán mejor a la realidad diaria de tus operaciones.

Crear una cultura seguridad efectiva

Entender la influencia que pueden tener los factores humanos en la manera de trabajar de las personas, y cómo afecta esto, a su vez, a la gestión de la cadena de suministro, es solo el primer paso. Es precisamente esta visión la que ayudará a generar valor, creando una cultura seguridad que anteponga la salud y el bienestar, a la vez que fija las bases para aumentar la productividad y la calidad.

Robin Critchard, asesor principal de Seguridad, Salud y Medioambiente de la empresa británica CNR International Ltd, nos da su opinión de experto tras 30 años trabajando en cargos de Calidad, Salud, Seguridad y Medioambiente:

«Implementar una cultura de seguridad efectiva requiere, en primer lugar, entender la capacidad, los factores de estrés, la motivación y las condiciones medioambientales en las que los empleados tendrán que desempeñar su trabajo.

Sin esto, los incidentes en los que se considera que han influido los factores humanos serán a menudo consecuencia de una formación insuficiente o ineficaz, así como de la tolerancia a prácticas de trabajo inseguras».

A continuación, enumeramos algunos consejos que te ayudarán a crear una buena cultura de salud y seguridad en el trabajo:

  • Organiza charlas y talleres periódicos sobre seguridad con tu personal
  • Proporciona formación específica para las funciones, los equipos y los procesos del lugar de trabajo en concreto
  • Establece claramente las responsabilidades y obligaciones
  • Pon en marcha un proceso proactivo de información sobre decisiones estratégicas y de gestión
  • Comprométete a realizar periódicamente auditorías externas sobre salud y seguridad
  • Anima a los trabajadores a crear procesos y entornos de trabajo
  • Celebra los éxitos y asegúrate de que tus empleados son conscientes del modo en que sus actuaciones contribuyen a aumentar la seguridad y el rendimiento

Después de décadas ayudando a las empresas con la gestión de sus cadenas de suministro y de los riesgos, nos damos cuenta de que muchas de ellas no tienen en cuenta todo el impacto que tienen los factores humanos. Y eso, en gran parte, por no disponer de datos verificados y de calidad.

Mejora el concepto de tus prácticas laborales para aumentar constantemente tu nivel de seguridad y calidad. Puedes encontrar más información sobre Achilles Controlar aquí, o consultar nuestro Servicio de auditorías de Salud, Seguridad y Medioambiente.



Reciba increíbles conocimientos en su buzón de correo cada mes

Subscribirse