El bienestar como factor determinante en el lugar de trabajo (y las cadenas de suministro)

29 Abr 2019
Artículo por Achilles

El lugar de trabajo influye enormemente en nuestro desempeño, así como en nuestra salud. Las empresas de todo el mundo se preocupan cada vez más, no solo de trabajar de manera productiva y eficiente, sino de promover prácticas saludables y seguras. Así, por ejemplo, el 56 % de las empresas de nuestra comunidad BuildingConfidence está de que sus trabajadores no superen su carga laboral diaria. El objetivo es impulsar bienestar de los empleados, con la premisade que un trabajador sano y contento suele ser más productivo. Las personas que pasan el día en un entorno laboralque fomenta la salud física, mental y emocional trabajan mejor.

El bienestar se puede fomentar a través de la forma de construir, administrar y adaptar las instalaciones. Pero también puede constituir una parte importante la manera en que funcionan las cadenas de suministro, estableciendo normas, evitando accidentes y aumentando la productividad.

Salud, seguridad y productividad
Fomentar el bienestar significa satisfacer las necesidades, físicas y no físicas, de tus empleados o tus subcontratistas de una manera funcional. Básicamente, debes ser capaz de garantizar confort, calidad del aire, buena iluminación, calefacción adecuada y un alto grado de seguridad personal. Si no logras cumplir con estos requisitos básicos, las consecuencias se manifiestan en un incremento en el ausentismo y presentismo laboral.

Este último ocurre cuando el empleado está físicamente presente en el trabajo, pero es incapaz de rendir al nivel requerido. Sus causas pueden ir desde una mala iluminación o falta de confort en las condiciones de trabajo hasta el estrés, la ansiedad o la excesiva carga de trabajo.

En los últimos 35 años y en todos los sectores que supervisamos, ha disminuido la frecuencia de las bajas laborales, tanto entre empleados como subcontratistas, y ello debido a que se siguen mejorando las prácticas de salud y seguridad.

Otro aspecto del incremento del bienestar reside en la influencia del estado mental de las personas en su rendimiento. La luz natural puede mejorar el humor de los empleados en una oficina, mientras que fomentar y concientizar al trabajador en materia de salud y seguridad, ayuda a disminuir el estrés de quienes trabajan en lugares potencialmente peligrosos.

Fomento del bienestar
El bienestar es un tema que afecta prácticamente cada aspecto de una empresa, desde el lugar en el que tus empleados pasan el día hasta el modo en que desempeñan su trabajo cotidiano. Pero es importante tener en cuenta que no existe un proceso establecido que pueda aplicarse metódicamente para lograr el bienestar. Es más bien un proceso continuo de evaluación y evolución.

Construcción
Incorporar el bienestar al diseño de edificios implica tener en cuenta las actividades que puede albergar un espacio, para considerar el impacto que tendrá en las personas que trabajarán en él.

Por ejemplo, asegurarse de que hay suficiente luz natural y aire de calidad, y prever espacios de distensión para las personas son aspectos fundamentales a la hora de diseñar un edificio en el que se pretenda favorecer mejores condiciones laborales.

La WELL Building Standard, que podría traducirse como «Norma de construcción para el bienestar», fue creada en 2014 con la intención de proveer a las empresas de construcción y a los profesionales de gestión de instalaciones de los recursos necesarios para fomentar las buenas condiciones de salud de sus empleados y del entorno en general.

Gestión de Instalaciones
El trabajo de los responsables de la gestión de instalaciones no consiste simplemente en ocuparse de la estructura en general. Se trata más bien de supervisar el bienestar de los trabajadores y encontrar oportunidades para implementar las mejoras necesarias. Para ello, es fundamental escuchar a las personas, ya que el bienestar no es algo que pueda imponerse desde las jefaturas.

La tecnología puede desempeñar un papel importante en la gestión de las instalaciones. Sepueden instalar sensores en calderas y sistemas de aire acondicionado para vigilar su rendimiento y llamar al técnico adecuado en caso de avería, antes de que afecte al entorno de trabajo. Asimismo, las soluciones automatizadas (la denominada «gestión informatizada de instalaciones») pueden ayudar a supervisar de manera objetiva los datos relativos a la ocupación y a la actividad de todo el lugar de trabajo, con objeto de no desaprovechar en exceso las salas o áreas menos inutilizadas.

Cadenas de suministro
Una cosa es garantizar que los lugares e instalaciones en los que trabajas son seguros y fomentan el bienestar y otra es considerarque tu empresa no trabaja de forma aislada. Como parte de una cadena de suministro, las decisiones que tomas en cuanto a salud, bienestar y seguridad pueden tener consecuencias de gran alcance. Los accidentes laborales (evitables) pueden dar lugar a retrasos y costos adicionales. Además, trabajar en condiciones deficientes desembocará en una menor productividad, menor calidad y peor colaboración.

En lo que respecta a los proveedores, el presentismo puede afectar a tu rendimiento y, como consecuencia, hacer que tu oferta sea menos atractiva que la de tus competidores. También puede afectar al nivel de eficacia de tus procesos y, por consecuencia, a tus costos, así como a tus decisiones. El cliente necesita saber que los proveedores con los que trabaja comparten el mismo compromiso con la seguridad y el bienestar, y que trabajan conforme a los estándares más exigentes. Nuestros datos muestran que solo el 30 % de los proveedores de servicios tienen implementado un sistema de gestión de salud y seguridad totalmente documentado para respaldar sus gestiones.

Nuestras redes profesionales ayudan a clientes y proveedores a saber que están en la mismalínea. Con nuestras auditorías y cuestionarios, lo que ofrecemos es un sistema de verificación independiente del cumplimiento de los estándares de salud y seguridad de los proveedores. Con ello facilitamos la garantía de bienestar, tanto en lo referido a la gestión de instalaciones como a las prácticas laborales, en todas las cadenas de suministro.

Un trabajador contento y en buenas condiciones de salud es un trabajador más motivado, que se relaciona mejor y, en definitiva, que trabaja mejor. Situar el bienestar entre tus principales prioridades no solo beneficia a tu propio personal, sino que puede tener un impacto positivo considerable en toda tu cadena de suministro.



Reciba increíbles conocimientos en su buzón de correo cada mes

Subscribirse