Davos 2020 – ¿Se mueven finalmente las empresas hacia un modelo sostenible?

Article by Achilles

Es el momento de limitar los daños que ya está provocando el incremento de las temperaturas en comunidades de todo el mundo. La sostenibilidad corporativa es un elemento crucial a la hora de gestionar los numerosos efectos potenciales del cambio climático, y este fue el tema de la conferencia de Davos de este año.

¿Supone esto un cambio de tendencia en cuanto a la seriedad con la que las compañías comienzan a adoptar prácticas empresariales sostenibles y a gestionar el carbono?

¿Estamos ante un nuevo enfoque?

En la que ya ha sido su 50.ª edición, el Foro Económico Mundial congregó en la estación de montaña de Davos, en el cantón de los Grisones, en Suiza, a unos 3000 participantes entre los que se encontraban los líderes empresariales, los políticos, los activistas y las celebridades más influyentes del mundo. El lema de este año fue «Grupos de interés por un mundo unido y sostenible» y los organizadores pusieron todo su énfasis en visibilizar las medidas adoptadas para lograr una conferencia inocua desde el punto de vista climático.

En el período de una década, las cuestiones relacionadas con el cambio climático y la importancia de las cadenas de suministro sostenibles han pasado de ocupar meros nichos de interés en la conferencia a convertirse en asuntos de máxima relevancia. En un escenario en el que se pedía a los delegados asistentes reducir su propia huella ecológica a la hora de acudir a la reunión, con oradores como la activista medioambiental Greta Thunberg, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen y el Príncipe Carlos de Inglaterra haciendo uso de sus discursos para abogar por el cambio, en la conferencia de este año se respiraba otro ambiente.

En casi todos los sectores que supervisamos, existen numerosos indicios que nos hacen confiar en que cuando se trata de hacer negocios, los líderes políticos y los legisladores redoblan esfuerzos para promover la sostenibilidad corporativa. Sin embargo, todavía queda un largo camino por recorrer. Compradores y proveedores de todo tamaño y condición requieren una colaboración más eficaz para crear cadenas de suministro sostenibles.

Consecuencias de la omisión en el cumplimiento

Una parte importante de la integración de prácticas empresariales sostenibles consiste en hacer que la omisión del cumplimiento de normativas y reglamentos medioambientales resulte muy costosa para las empresas. La asombrosa cantidad de 33 mil millones de dólares que ha tenido que pagar Volkswagen hasta la fecha en concepto de multas, retiradas de productos y costes jurídicos tras desvelarse que había trucado sus pruebas de emisiones  es un ejemplo extremo del daño económico y de reputación que puede acarrear el incumplimiento. Las empresas se enfrentan a un riesgo reputacional cada vez mayor de que se les considere capaces de poner trabas al escrutinio público de su historial medioambiental. JP Morgan saltó recientemente a los titulares por su petición a la Securities and Exchange Commission (Comisión de Bolsa y Valores) de Estados Unidos para que le permitiera ignorar una solicitud de sus accionistas que pedían la publicación de un informe sobre sus planes de gestión del carbono y reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Davos 2020 ha proporcionado más pruebas de que las consecuencias del incumplimiento pueden ser incluso más graves, si cabe, para las compañías. Ursula von der Leyen se sirvió de su discurso para anunciar que la UE se ha marcado el objetivo de convertirse en el primer continente inocuo para el clima en 2050. Asimismo, también apuntó a la aplicación de un impuesto europeo sobre el carbono que grave las importaciones de las compañías de aquellos países «que no respeten los objetivos climáticos internacionales».

Si bien la regulación y la fiscalidad son elementos importantes a la hora de incentivar la sostenibilidad corporativa, creemos que el cambio verdadero debe venir de las propias empresas. Algunas de las principales compañías del mundo están logrando resultados excepcionales como, por ejemplo, Visa y PepsiCo, que recientemente anunciaban que el 100 % de su consumo mundial de energía procede en la actualidad de fuentes renovables.

De modo que, ¿qué pueden comenzar a hacer desde hoy mismo los compradores y proveedores para crear cadenas de suministro más sostenibles?

¿Qué supone esto para los compradores?

El punto de inicio para los compradores tiene que ser conseguir una mayor visibilidad sobre el conjunto de su cadena de suministro. Para ser capaces de mejorar en la promoción de prácticas empresariales sostenibles en el conjunto de sus operaciones, un comprador necesita clasificar a los proveedores por medio de herramientas de valoración objetiva . Por ejemplo, el 28 % de los proveedores de la comunidad Petróleo y Gas Europa carecen de un sistema de gestión medioambiental, algo que saca a la luz un posible peligro para la sostenibilidad. Sin este conocimiento, resulta imposible gestionar el desempeño de los proveedores en pos de una gestión eficaz de las emisiones de carbón y de estrategias de reducción.

Toda estrategia requiere de un elemento interno y un elemento externo para garantizar su éxito. En primer lugar, los compradores deben fijarse objetivos más ambiciosos y ampliar el alcance de sus requisitos de sostenibilidad. Las auditorías de sostenibilidad son una forma idónea de identificar procesos ineficientes y actividades que generan residuos innecesariamente.

En segundo lugar, es importante que los proveedores comprendan como encajan en los objetivos de sostenibilidad corporativa de sus compradores, y qué se espera de ellos. Los compradores pueden solicitar auditorías para llevar a cabo controles aleatorios de los proveedores y asegurarse de que cumplen con las normas adecuadas.

Los proveedores necesitan visibilizar sus valores

Para los proveedores cada vez va a ser más importante ser capaces de mostrar de forma precisa y fiable una actuación basada en la sostenibilidad corporativa. Los compradores querrán dar prioridad a aquellos proveedores que compartan sus valores y compromisos, y que sean capaces de demostrar con claridad cómo estos repercuten positivamente en su desempeño.

En las últimas décadas, la certificación y la verificación externa se han establecido como herramientas clave para aquellos proveedores que desean demostrar su compromiso con las prácticas empresariales sostenibles. Según nuestra experiencia, observamos que los compradores buscan cada vez más a proveedores éticos y que los proveedores auditados obtienen mejores puntuaciones en los criterios de salud, seguridad y RSC.

Otro beneficio de someterse a auditorias periódicas es que permite a los proveedores mantenerse al día de lo que se requiere exactamente de ellos en materia de cumplimento del consumo optimizado de energía y la reducción de emisiones de carbono (SECR). La sostenibilidad corporativa está experimentando una inusitada ola de cambios de gran calado, especialmente en lo que se refiere a las normativas locales aplicables en diferentes regiones. En adelante, para las compañías que operan en el ámbito internacional, será clave estar a la última en cuanto a nuevos requisitos y nuevas oportunidades.

Abrazar la nueva normalidad

En última instancia, todos tendremos que redoblar esfuerzos para promover la sostenibilidad en cada uno de los aspectos de la vida moderna. Si el nuevo foco de atención de Davos representa la nueva normalidad, tanto los compradores como los proveedores deberán considerar cómo mejorar sus estrategias en materia de sostenibilidad.

Queremos dotar a las compañías de las herramientas necesarias para convertirse en líderes en sostenibilidad, más que simplemente para reaccionar ante un panorama normativo cambiante. Nuestras auditorías de sostenibilidad y nuestra certificación independiente de reducción del carbono servirán de ayuda tanto a compradores como a proveedores para trabajar de manera más eficiente y abrir la puerta a las numerosas ventajas que puede traer consigo una mayor sostenibilidad corporativa.

Ponte en contacto con nosotros para obtener más información.



Reciba increíbles conocimientos en su buzón de correo cada mes

Subscribirse