COVID-19 – Cómo los proveedores pueden superar la crisis

Article by Achilles

Datos que debes conocer:

• En una muestra de 24 compradores registrados en Achilles y que están en zonas afectadas por el COVID-19 se ha detectado un aumento de las búsquedas entre febrero y marzo de 2020.
• Hay más de 200 códigos de productos y servicios de Achilles de los que más de un 30% de proveedores que los proveen están en riesgo.
• Puedes trabajar de forma colaborativa con los compradores para acordar recudir plazos de pago

No hay duda de que vivimos un periodo excepcional. La continuidad empresarial es la prioridad para muchas empresas, y las cadenas de suministro tendrán que adaptarse para incorporar una demanda y unas condiciones laborales totalmente distintas. En Achilles, nuestra misión es garantizar la comunicación eficaz entre compradores y proveedores para asegurar la continuidad del negocio siempre que sea posible.

Muchos departamentos de compras están tomando medidas para garantizar la continuidad del suministro de productos y servicios de alto riesgo. Los compradores están identificando a proveedores críticos, así como productos o servicios en riesgo, e implementando planes de continuidad para garantizar que sus cadenas de suministro superen esta crisis.

Estos son los pasos que puedes adoptar para asegurar que mantienes un canal de demanda sólido y un flujo de caja adecuado que mantenga tu negocio saneado:

1. Colabora: sé proactivo a la hora de ponerte en contacto con los compradores y averiguar las medidas que están tomando para reducir los plazos de pago.
2. Revisa tus contratos: infórmate si tienes cláusulas de fuerza mayor en tu contrato de suministro y si el COVID-19 se considerará una circunstancia suficiente para que se apliquen.
3. Refuerza tu visibilidad: asegúrate de que el mayor número posible de compradores pueden ver tu empresa y los productos y servicios que proporcionas.

Colabora

Hemos identificado que hay más de 3,800 proveedores en nuestras comunidades que presentan un alto riesgo de impago debido a los esfuerzos de contención relacionados con el COVID-19. Estos proveedores se encuentran en zonas afectadas y tienen un índice de liquidez inferior a 1, lo que implica que muchos de ellos tendrán problemas de flujo de caja si los ingresos se ven materialmente afectados durante un periodo de 6 meses o más.

Además, muchos de los proveedores de las comunidades de Achilles son PYMES. De hecho, cerca del 56% de los proveedores que se encuentran en las zonas más afectadas son pequeñas empresas o microempresas. Muchos de estos proveedores necesitarán más ayuda para gestionar la crisis y superarla. Más de 4,000 proveedores en las comunidades de Achilles solo proporcionan un producto o servicio y son especialmente susceptibles en caso de bloqueo o interrupción de la demanda. Trabajamos con nuestros clientes de aprovisionamiento para colaborar con vosotros, los suministradores, a fin de garantizar la continuidad del suministro.

Es fundamental que, durante esta difícil época, los compradores sigan inyectando dinero en la cadena de suministro. Aunque pueda parecer ilógico, lo peor que los departamentos de compras pueden hacer es restringir el flujo de caja, ya que provocará una presión innecesaria en las cadenas de suministro. La opción más sencilla es que los compradores reduzcan los plazos de pago para que puedas disponer de un flujo de caja suficiente para mantenerte a flote durante este periodo. Asimismo, muchas organizaciones retienen el 5% del valor del contrato hasta su finalización. Los departamentos de compras pueden plantearse relajar esta política en épocas de incertidumbre para garantizar un flujo de caja adecuado para los proveedores. Si tu empresa, como proveedora, necesita este tipo de apoyo, ponte en contacto con tus compradores y pídeselo. Muchos compradores han suscrito estatutos de pago justo u otros instrumentos que les obligan a cumplir plazos de pago cortos. En el sitio web del COVID-19 de Achilles puedes encontrar enlaces a recursos relevantes sobre este tema.

Revisa tus contratos

Desde el inicio de la crisis del coronavirus se han planteado una serie de reclamaciones por causa de fuerza mayor. Es importante que te informes de cuáles de tus contratos, en caso de haberlos, incluyen estas cláusulas y lo que pueden significar para tu empresa. Las cláusulas de fuerza mayor son cláusulas contractuales que modifican las obligaciones o responsabilidades legales descritas en el contrato cuando un suceso o circunstancia extraordinarios impiden que una o todas las partes del contrato cumplan dichas obligaciones. En términos sencillos, significa que, si no pudieras cumplir tu obligación contractual de suministrar mercancías o servicios debido a la pandemia del COVID-19, podrías quedar exento de esos términos contractuales. El hecho de que el COVID-19 se pueda considerar una causa de fuerza mayor desde una perspectiva contractual depende de la redacción de la cláusula.

En función de cómo estén redactadas, estas cláusulas pueden acarrear distintas consecuencias. Podrían eximir a la parte afectada de entregar los productos o prestar los servicios según las condiciones del contrato. También podrían eximir a la parte afectada por los retrasos, y otorgarle el derecho de suspender el servicio o solicitar una ampliación del plazo. También podría otorgar a la parte afectada un derecho de rescisión más allá de las condiciones acordadas inicialmente.

Hemos añadido una serie de enlaces a nuestro sitio web del COVID-19 para ayudarte a consultar las directrices sobre cláusulas de fuerza mayor.

Refuerza tu visibilidad

Muchos departamentos de compras se están enfrentando a interrupciones del suministro. Como consecuencia, buscan activamente a proveedores alternativos. Aunque algunas organizaciones de aprovisionamiento han sufrido interrupciones tan graves como para detener todas las actividades de aprovisionamiento, los primeros indicios sugieren que los compradores están realizando más búsquedas de datos en las comunidades de Achilles en marzo de 2020 (en comparación con febrero). La mayor parte de esta actividad obedece a la necesidad de identificar fuentes alternativas de suministro en caso de posibles interrupciones.

Aunque pueda parecer ilógico, resulta más vital que nunca reforzar la visibilidad de todos los productos y servicios que proporcionas ante los compradores en tu sector. Achilles puede ayudarte a garantizar que accedas a esos mercados. Si se producen fallos en tus datos o tu capacidad de cumplimiento, podrías perder oportunidades empresariales, ya que las organizaciones de compras buscan desarrollar relaciones con nuevos proveedores como consecuencia de las interrupciones. El filtro de búsqueda más habitual usado por las organizaciones de compras de nuestras comunidades, además del nombre de empresa, es el producto o servicio. Por lo tanto, es fundamental que los productos y servicios que hayas seleccionado sean precisos y estén actualizados.

Estamos colaborando con las organizaciones de aprovisionamiento de nuestras comunidades para no ser tan exigentes con los requisitos de validación que podrían verse afectados negativamente por el COVID-19. Por ejemplo, es posible que resulte difícil elaborar ciertos documentos si las partes no pueden reunirse en persona, o si los empleados trabajan desde casa. Si te ves afectado por alguna de estas circunstancias, ponte en contacto con nosotros para recibir asesoramiento sobre cómo abordar tu situación particular.

Entre los nuevos términos de búsqueda de compradores habituales se incluyen documentación de seguros, documentación de sistemas de gestión y cumplimiento de auditorías. Por este motivo, es importante mantener al día la información y los certificados de seguros. Asimismo, presta atención a la validez y la inclusión de tus declaraciones de política relacionadas con la salud y la seguridad, la calidad y la gestión medioambiental.

Por último, seguimos ofreciendo auditorías. En las zonas afectadas, estamos ofreciendo auditorías virtuales. Si hay algún aspecto de la auditoría que deba completarse in situ, hemos acordado con los compradores que aceptarán un retraso en la publicación de la parte relacionada con ese aspecto de la auditoría, en lugar de penalizar a los proveedores afectados por este cambio.



Reciba increíbles conocimientos en su buzón de correo cada mes

Subscribirse