Cómo pueden los compradores crear cadenas de suministro sostenibles

Article by Achilles

Cada vez se exige más a las empresas que desarrollen e implementen estrategias de sostenibilidad que funcionen, ya sea midiendo y reduciendo su huella de carbono, supervisando sus credenciales de abastecimiento, etc. Aun así, queda mucho por hacer para que las cadenas de suministro sostenibles se conviertan en la norma, en vez de ser la excepción.

A medida que Gobiernos, reguladores, organismos sectoriales y consumidores exigen que las empresas se esfuercen más por reducir su impacto medioambiental, el interés de los compradores acerca de la energía sostenible y el modo en que funcionan sus cadenas de suministro es cada vez mayor.

A continuación se explican algunas razones por las que debemos desarrollar cadenas de suministro sostenibles, y cómo podemos ayudar a hacerlo.

Cambios necesarios
Muchas empresas aún consideran que mejorar sus credenciales de sostenibilidad implica mayores costes y perturbaciones, pero en realidad no tiene por qué ser así. De hecho, los estudios sugieren que, de manera general, no existirán grandes reticencias a desarrollar cadenas de suministro más ecológicas y más sostenibles.

En septiembre de 2018, The Economist Intelligence Unit entrevistó a 250 altos ejecutivos de grandes multinacionales de los sectores de producción y venta minorista en Europa, Norteamérica, Asia y Latinoamérica. Para la mayoría de empresas, especialmente en EE. UU. y Europa, mejorar la sostenibilidad es una idea conocida y cada vez más integrada en la mentalidad gestora. Sin embargo, la idea de impulsar la sostenibilidad mirando hacia fuera, es decir, hacia la cadena de suministro, aún no ha cuajado en la mayoría de pequeñas y medianas empresas de estas regiones, ni tampoco en las grandes empresas de Asia y Latinoamérica.

La 17ª encuesta global a consejeros delegados anual de PwC reveló que, en 2014, el 75% de los máximos mandatarios consideraba importante satisfacer las necesidades sociales y proteger los intereses de las generaciones futuras. Desde entonces, las cadenas de suministro más complejas y globales no han dejado de cobrar importancia en la lucha contra el cambio climático. Según McKinsey, el 80% de las emisiones de gases de efecto invernadero de la mayoría de categorías de productos de consumo tiene su origen en la cadena de suministro. A pesar de ello, solo el 25% de los compradores colaboran con sus proveedores para reducir las emisiones de sus productos.

Así, ¿cómo pueden las empresas abordar esta cuestión y garantizar el cumplimiento de los principios de sostenibilidad en toda la cadena de suministro?

Crear cadenas de suministro sostenibles
Aunque no falta voluntad, conseguir relaciones sólidas y cadenas de suministro más sostenibles puede suponer todo un reto. Muchas empresas piensan que la sostenibilidad implica grandes cambios y trastornos perturbadores, cosa que puede hacerles reticentes a plantearla ante la empresas de las que dependen.

Pero con una gestión, planificación y comunicación eficaces de la cadena de suministro, ser más sostenibles puede requerir simplemente pequeños ajustes, sin perturbaciones. Disponer de información sobre los principales retos a los que se enfrentan las empresas es una buena forma de facilitar al máximo el proceso.

Localizar los grandes problemas
Comprender el impacto medioambiental real de tu cadena de suministro es una tarea compleja. Para poder determinar cómo se utilizan los recursos humanos y naturales en cada etapa del proceso de producción y suministro, necesitas tener una gran visibilidad de las operaciones diarias de tu cadena de suministro. Además, a la hora de evaluar la sostenibilidad, hay que tener en cuenta igualmente una serie de factores, de índole medioambiental, social y económico.

En los últimos años han surgido numerosos instrumentos y marcos de medición para ayudar a las empresas a conocer y evaluar el impacto de sus operaciones.

Vincular objetivos con la agenda de sostenibilidad global
La sostenibilidad no es una actividad en solitario. Los esfuerzos de cada empresa forman parte de una agenda global mayor. Armonizar los objetivos de sostenibilidad de tu cadena de suministro con programas globales como el de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas (ODS) te ayudará a centrar toda tu cadena de suministro en alcanzar los mismos objetivos.

Los ODS sirven de directrices para las empresas que desean mejorar la sostenibilidad de sus operaciones. Por ejemplo, el ODS 12 establece objetivos para “fomentar que las empresas, especialmente las grandes corporaciones y multinacionales, adopten prácticas sostenibles e integren la información de sostenibilidad en su ciclo de notificación”.

Ayudar activamente a tus proveedores
A menudo los compradores quieren que sus cadenas de suministro sean más sostenibles, pero no saben cómo apoyar a sus proveedores. Muchos de ellos deciden optar por un planteamiento integral para ayudarles a mejorar su sostenibilidad, y lo hacen creando códigos de conducta, contratando empresas que realicen auditorías e implementen procesos de preselección, y ayudando a los proveedores a diseñar e implementar sus propios programas de sostenibilidad.

¿Qué podemos hacer nosotros?
El punto de partida consiste en analizar la situación de sostenibilidad actual de tu cadena de suministro. Una vez que tengas una visión clara del estado actual, podemos colaborar para desarrollar esquemas de mejora para tus proveedores. A eso se dedica nuestra comunidad de abastecimiento responsable, que ayuda a compradores y proveedores a colaborar para medir, evaluar y mejorar la sostenibilidad de sus cadenas de suministro.

Si tu principal preocupación son las emisiones de carbono, te proporcionamos una certificación de emisión de gases de efecto invernadero según CEMARS, la primera norma internacional de certificación en materia de gases de efecto invernadero que cuenta tanto con la acreditación ISO 14065 como con la aprobación de la Agencia de Medio Ambiente del Reino Unido.

La aplicación de CEMARS como norma en toda tu cadena de suministro aportará coherencia en la medición y reducción de emisiones, lo que a su vez facilitará la implantación y aplicación de políticas de sostenibilidad.

La sostenibilidad, si se implementa adecuadamente, ofrece a las empresas la capacidad de tomar mejores decisiones para reducir costes, mejorar la productividad, apoyar el crecimiento y adoptar decisiones a largo plazo.

Ponte en contacto con nuestro equipo para saber cómo podemos ayudarte a crear cadenas de suministro más sostenibles.



You may also be interested in

Reciba increíbles conocimientos en su buzón de correo cada mes

Subscribirse