Certificación de los certificadores: ¿qué sucede cuando falla la validación de datos?

Article by Achilles

Las cadenas de suministro dependen de la confianza que ofrecen los procesos externos de verificación y garantía. Pero una validación de datos que no se implementa de manera exhaustiva puede tener efectos importantes en el rendimiento y la reputación de una empresa.


Un ejemplo: Badger Sportswear, uno de los mayores proveedores de ropa deportiva de EE. UU., anunció en 2019 que dejaba de trabajar con unos de sus principales proveedores debido a quejas de que se estaban empleando prácticas de esclavitud moderna para la fabricación de sus productos en
Chinese prisons . Badger había estado colaborando con Producción Responsable Mundialmente Acreditada (WRAP), una organización de conformidad independiente y sin ánimo de lucro, para certificar el cumplimiento de sus proveedores de su código ético de conducta. Sin embargo, la documentación que el proveedor chino había proporcionado a la WRAP no era exacta ni había sido verificada de manera independiente. 

Badger Sportswear pensaba que había hecho un trabajo exhaustivo, pero aún así acabó enfrentándose a interrupciones de la cadena de suministro y a una publicidad negativa. ¿Qué pueden hacer, pues, las empresas compradoras para asegurarse de que la garantía de la que dependen está a la altura, y para evitar encontrarse en una situación como la de Badger?

Consigue la garantía que necesitas

La situación en la que se encontró Badger revela un riesgo empresarial clave, pues, en ocasiones, las empresas interesadas en firmar un contrato no son tan abiertas y transparentes como debieran. Por eso las auditorías externas son tan importantes.
Las auditorías externas son una herramienta importante que tienen las empresas para evaluar sus cadenas de suministro en función de sus propios requisitos y asegurarse de que todos los proveedores trabajan bajo las normas que afirman seguir. Los resultados de estas auditorías permiten a los compradores mejorar sus procesos de negocio, aumentar la eficiencia, reducir el riesgo y asegurarse de que no son cómplices de prácticas como la esclavitud moderna en las cadenas de suministro.
Pero no es fácil elegir a un socio de garantía externo. No son pocas las empresas donde elegir, cada una con sus propios métodos de control y disciplinas, y sin mecanismos formales para validarlos. Las empresas compradoras deben asegurarse de mantener la debida diligencia, ya que las consecuencias de una validación de datos inapropiada pueden ser graves.

Estos son algunos de los factores más importantes que deben tenerse en cuenta:

Gestión de datos

Para ofrecer garantías en materia de cadenas de suministro es necesario generar, analizar y almacenar enormes cantidades de datos. La gestión de estos datos es una parte fundamental del proceso de garantía.
En Achilles, contamos con una certificación ISO 21001 para garantizar una gestión de la seguridad de la información de máxima calidad. Nuestra visión es clara y reconocida en lo que respecta al tratamiento de datos confidenciales de las empresas, datos que deben estar protegidos en todo momento.

Auditorías

Las auditorías de proveedores ofrecen a los compradores la confianza de saber que se está trabajando con los proveedores adecuados, además de ayudarles a mejorar sus procesos, aumentar su competitividad y mejorar su credibilidad. Aunque creas que tus proveedores trabajan siguiendo tu código ético de conducta, una auditoría puede demostrar una ausencia de compromiso total en determinadas áreas. La capacidad de eliminar la práctica de la esclavitud moderna en las cadenas de suministro depende en gran medida de estas auditorías de proveedores.
Tu socio auditor debe ser capaz de demostrar que cuenta con la experiencia, los conocimientos especializados y la visión necesarios en materia de cumplimiento.

Distintos niveles de garantía
No hay una fórmula que sirva para todas las auditorías de proveedores. Achilles basa su validación de datos en el nivel de riesgo que cada proveedor representa para cada comprador. Puede que algunos proveedores solo tengan que rellenar un cuestionario, mientras que otros tendrán que someterse a una auditoría completa in situ. Para adoptar este tipo de enfoque personalizado, tenemos que asegurarnos de clasificar correctamente a los proveedores, mediante una matriz de riesgos clara y definida. Por ejemplo, las empresas del sector de la construcción son mucho más susceptibles a determinados tipos de esclavitud moderna que las de otras áreas.
Los compradores deben examinar a fondo a sus socios de garantía, porque necesitan poder confiar en los resultados. Si tienes una cadena de suministro compleja, necesitas contar con la garantía que permita colaborar a todas las partes sabiendo que cada una de ellas tiene las capacidades adecuadas.
Un fallo de garantía como el que sufrió Badger puede ser ciertamente nocivo y provocar una interrupción de las operaciones, pero no tiene por qué ser fatal. En estos casos, los compradores deben actuar con rapidez y decisión para limitar los daños.

Cómo abordar un fallo de garantía

Para un proveedor, perder la confianza de sus compradores puede resultar desastroso. Un fallo de garantía puede hacerle perder ingresos y ventas, además de perjudicar seriamente a su reputación, salvo que el proveedor en cuestión adopte las medidas adecuadas.
Estas serían las medidas a seguir:
Reconoce en qué has fallado: ayuda a cada integrante de tu cadena de suministro a comprender con claridad en lo que ha fallado y cómo podría afectarles.
Tómate un respiro: interrumpir temporalmente las actividades cuestionadas te dará el espacio que necesitas para averiguar el curso de acción correcto.
Investiga detalladamente: comprender todos y cada uno de los detalles de lo que ha sucedido te ayudará a asegurarte de que no vuelva a ocurrir. Puede que este proceso se prolongue más tiempo del que te gustaría, pero no conviene apresurarlo.
Sé lo más transparente posible: los resultados de la investigación deben compartirse con todas las partes relevantes, y deben ayudarnos igualmente a descubrir cómo se ha abordado el problema y los controles y políticas implementados a posteriori.
La garantía externa es un elemento importante de la labor de creación y mantenimiento de cadenas de suministro eficientes, abiertas y productivas. Asimismo, es algo que requiere un proceso definido, una experiencia demostrable, una responsabilidad clara y un código ético de conducta para que sea de utilidad. Encontrar un socio de garantía que pueda demostrar estas capacidades es el primer paso para poder confiar plenamente en tu cadena de suministro.

Solicita una llamada para obtener más información sobre nuestras soluciones en materia de cadenas de suministro.



Reciba increíbles conocimientos en su buzón de correo cada mes

Subscribirse